Vincularse con el mundo laboral y dejar de ser inexperto

      Comentarios desactivados en Vincularse con el mundo laboral y dejar de ser inexperto
Tiempo de lectura: 4 minutos

 

<a href=’https://www.freepik.es/fotos/negocios’>Foto de Negocios creado por yanalya – www.freepik.es</a>


If work experience is a variable that accompanies 12% of the unemployed with university studies, it is fair and relevant to speak of the link between universities and employers. Especially since the latter are very important provider of the first professional work experiences.


Por: Roxana Celeste Rives Guendulain

¿Qué vas a estudiar?  Es una pregunta que nos plantean mucho cuando cursamos la educación básica y media, aunque una pregunta más pertinente podría ser: ¿En qué quieres trabajar o qué tipo de trabajo quieres realizar? Esta resulta ser una pregunta mucho más pertinente porque con mucha probabilidad perteneceremos al mundo laboral por un buen tiempo a lo largo de nuestra vida, incluso sin haber tenido una formación académica. Sin embargo, luego de haber invertido nuestro tiempo y recursos en cursar estudios superiores, el asunto laboral toma un mayor peso, pues esperamos poder ejercer la profesión por la cual decidimos apostar y poder desarrollarnos como profesionales del área de conocimiento que elegimos.

Tristemente, la realidad, al menos en nuestro país, es que no todos llegan a desempeñar un trabajo sobre el tema que estudiaron. La Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) indica que casi la mitad de las personas desempleadas tienen un grado universitario en México (INEGI, 2020). El desempleo tiene un origen multifactorial y explicarlo a fondo y de manera detallada no es objeto de este escrito, porque sin duda es un tema muy complejo. Sin embargo, abordaré uno de los factores que definen este escenario.  Lo primero es voltear a ver los datos disponibles, la propia ENOE incluye entre sus variables económicas la condición de experiencia laboral en los datos de población desocupada. Justamente, la experiencia laboral es el tema que da pie a esta charla. Los datos de la ENOE indican que, de manera general, el 12% de la población desocupada con estudios medios y superiores carece de experiencia laboral. En comparación, la tasa de desocupación de personas sin experiencia laboral y solo la primaria completa es cerca del 5%; y para el grupo con secundaria completa es alrededor del 8%.

Esta situación nos puede hacer plantear aún más preguntas como ¿De qué depende que esta situación suceda? ¿Quiénes sí acceden a los puestos laborales? ¿Qué puedo hacer para incrementar mis posibilidades laborales? ¿Qué hacen las universidades para mejorar las posibilidades de sus estudiantes para insertarse en la vida laboral?

Si la experiencia laboral es una variable que acompaña al 12% de desempleados con estudios universitarios, se hace justo y relevante hablar de la vinculación entre las universidades y los empleadores. En especial, porque estos últimos son proveedores muy importantes de las primeras experiencias laborales profesionales. Entonces, que exista vinculación entre estas entidades es muy importante para reducir el desempleo por falta de experiencia para los recién egresados. La variedad está en que algunas escuelas ya tienen este camino muy andado y otras no tanto.

La brecha entre las escuelas enfocadas en la vinculación y las no enfocadas es grande. Las primeras, incluso realizan ferias o exposiciones con futuros empleadores dirigidas a los estudiantes de los últimos semestres, con el fin de que éstos se postulen para realizar prácticas profesionales. Las primeras también tienen horarios que favorecen la interacción laboral de sus estudiantes fuera de la universidad. Las relaciones de vinculación que las universidades plantean pueden ser con entidades tanto públicas como privadas.

Pues bien, aunque no todas las universidades tengan arado el campo de la vinculación profesional, en especial para aquellas personas que se encuentran en una en la que no, buscar dónde iniciar actividades labores se vuelve una tarea personal importante. Y no sólo porque al final de la universidad se pueden disminuir las posibilidades de encontrar un empleo debido a la falta de experiencia, sino porque sólo la práctica profesional nos puede dar una idea real de lo que representa desempeñarse en cualquier área y esto nos puede confirmar si estamos invirtiendo nuestro tiempo de manera adecuada en la carrera que elegimos basados en nuestros anhelos y la corta visión del mundo que tenemos cuando somos jóvenes e inexpertos, en la mayoría de los casos.

Incluso, buscar quiénes son los empleadores para una profesión antes de enrolarse en una institución académica también es una buena idea y una práctica muy recomendable, pues esto nos puede dar noción sobre la oferta laboral en el campo profesional de nuestro interés. Porque, definitivamente habrá competencia, entonces podemos sopesar si es que nos interesa estar en un mercado con mucha oferta de personal, pero poca demanda laboral. En especial, porque una alta competencia también significa un gasto de recursos, como el tiempo y hasta la salud mental y a estos, hay que usarlos de manera eficiente. Además, conocer cómo es el mercado laboral de la profesión en la que deseamos desarrollarnos también puede ayudarnos a encaminar la vida académica, desde elegir una escuela que sí le de importancia a la vinculación con los empleadores, hasta elegir un plan de estudios que ofrezca materias con un enfoque práctico.

Bien dice el dicho, la experiencia hace al maestro, por eso debemos aprovechar las oportunidades que se nos dan de experimentar cuando nuestro nivel es de aprendiz y al menos, dejar de ser inexpertos. Sin duda, en este camino, la vinculación con aquellos dispuestos a darnos un espacio para practicar es fundamental.

Fuentes de consulta

INEGI. Instituto Nacional de Estadística y Geografía (2020) Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), población de 15 años y más de edad. Recuperado el 30 de mayo de 2020 en https://www.inegi.org.mx/programas/enoe/15ymas/


Roxana Celeste Rives Guendulain es Maestra en Ciencias del Desarrollo Rural por la Universidad de Gante, Francia