Vinculación, un detonante económico

      Comentarios desactivados en Vinculación, un detonante económico
Tiempo de lectura: 4 minutos

 

Foto de Negocios creado por senivpetro – www.freepik.es


Today is the time to promote education in a planned way, and mainly to support public HEIs so that these future graduates have all the tools that allow them to integrate into the bussines sector and begin to generate the required innovation.


Por: Antonio Jiménez Sánchez

A través de la historia hemos apreciado cómo la sociedad ha evolucionado en su formación educativa y en los procesos de producción; estas transformaciones han traído cambios importantes a través del tiempo, donde alguien gana y alguien pierde. Cabe señalar que el proceso educativo anteriormente no tenía gran importancia para los productores, ya que los propios dueños de las empresas o los trabajadores eran los que generaban la innovación al interior de las plantas productivas.

A finales del siglo XVIII y principios del siglo XX las empresas en Europa lograron consolidarse como tales, a través de los monopolios, estos importantes cambios generaron el desarrollo de algunas naciones que les permitieron asumir la supremacía en el mercado interno de su país, como en el exterior, debido a las ganancias que empezaron a generar y les permitían adquirir nuevos negocios en su país de origen y más allá de sus fronteras.

Vladimir Ilich Uliánov, mejor conocido como Lenin planteaba que solamente sobreviven los que logran innovar en su empresa, quien se mantiene estático tiende a morir.

El origen en la Revolución Mexicana

En el caso de México al término de la Revolución de 1910 nuestra economía que estaba basada en la actividad agrícola, dio un giro importante porque las condiciones de acumulación de caAcceso al Casco de Santo Tomás (Cuadrilátero) Ipn, Cascadas, Historia, Fotos, Edificio, Viajes, Imágenespital existían para transitar al desarrollo industrial y es hasta el gobierno del General Lázaro Cárdenas del Río, quien con su visión de generar el impulso de la industrialización,  funda en 1936 una de las instituciones educativas que le va a dar impulso al desarrollo industrial (empresas):  el Instituto Politécnico Nacional. Para ello integró al sector educativo a profesionistas que laboraban en el naciente sector industrial, creando un binomio importante para el despegue del sector empresarial; los jóvenes que se integraron a este sector educativo contaron con la experiencia de sus profesores para dar el toque de innovación al sector empresarial.

IPN. (s. f.). Acceso al Casco de Santo Tomás (Cuadrilátero) [Fotografía]. Acceso al Casco de Santo Tomás (Cuadrilátero). https://www.pinterest.com.mx/pin/415034921879553636/

Este proceso de industrialización basado en el sector educativo permitió al país generar un desarrollo económico y un cambio social, principalmente para campesinos y la sociedad urbana, quienes encontraron la oportunidad de cambiar su estatus social.

Esta sociedad formada en el sector educativo permitió a los empresarios contar con un capital humano calificado para desempeñar puestos importantes en el sector empresarial, y quienes empezaron a generar innovaciones de producción, así como cambios en la forma de organización empresarial, lo que contribuyó al aumento de la producción. Todo ello en conjunto, también aumento el bienestar de la sociedad alcanzando niveles de vida que anteriormente no existían.

Un nuevo modelo

A partir de la década de los setentas se crearon más instituciones educativas públicas que se vincularon al sector empresarial, los alumnos que ingresaron desde entonces adquieren nuevas competencias, actitudes y aptitudes para ser innovadores en el sector empresarial y este, a su vez, participa en la estructura de los planes de estudio para establecer las condiciones de demanda de mano de obra que requieren sus empresas.

A finales del Siglo XX en México se impuso el modelo neoliberal como sistema económico, con el objetivo de lograr el desarrollo económico del país. Este modelo durante 38 años solamente provocó un total estancamiento en la economía, a pesar de que se construyeron nuevas instituciones educativas, estas no lograron permear en el sector empresarial porque muchas entidades desaparecieron al no poder competir con las empresas extranjeras que llegaron al país durante esa época debido a los tratados de libre comercio.

El sector educativo durante la época neoliberal fue de los sectores más castigados presupuestalmente, ya que no se ha logrado contar con una asignación del uno por ciento del PIB como está establecido en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Durante el modelo neoliberal algunas Instituciones de Educación Superior (IES) fueron utilizadas para elaborar proyectos institucionales para el gobierno, lo cual fue un rotundo fracaso debido a que las IES solamente se dedicaron a contratar despachos particulares de proyectos y venderlos al gobierno. Los docentes y alumnos fueron ignorados, a pesar de que en ellas existe un capital humano de gran capacidad y era el momento de volver a darle relevancia al sector educativo y generar el binomio universidad-empresa.

Actualmente el gobierno trata de dar impulso al sector educativo creando más instituciones de educación lo cual es importante, sin embargo no deben perder de vista vincular estas con el sector empresarial, para que permita a los egresados de las IES integrarse al mercado laboral más fácilmente, para ello es importante que el PIB se invierta correctamente.

El apostarle a las IES para ser el pilar de desarrollo del país sería lo más pertinente, ya que durante los gobiernos de derecha el gobierno abrió sus puertas para contratar egresados de instituciones de educación superior privada con doctorados, y el resultado no fue el esperado, ya que la economía se mantuvo estancada durante ese periodo.

Hoy es el momento de impulsar planificadamente la educación, y principalmente apoyar a las IES públicas para que esos futuros egresados cuenten con todas las herramientas que les permitan integrarse al sector empresarial y comenzar a generar la innovación que se requiere. Si esto no se lleva a cabo y se apuesta a desarrollar la industria mexicana el país se mantendrá estancado.

El binomio universidad-empresa es importante en cualquier nación para alcanzar su pleno desarrollo económico y el bienestar de la sociedad, sin educación cualquier país seguirá siendo pobre y dependiendo de los países desarrollados. La educación sigue siendo el sector en el que si se invierte adecuadamente se logrará dar el salto al desarrollo económico.


Antonio Jiménez Sánchez, es licenciado en Economía, maestro y doctor en Educación y docente de la Escuela Superior de Economía del IPN.