Vinculación empresa – universidad: beneficio mutuo con perspectiva de posicionamiento social. Entrevista con la Dra. Benedicta María Domínguez Valdez

      Comentarios desactivados en Vinculación empresa – universidad: beneficio mutuo con perspectiva de posicionamiento social. Entrevista con la Dra. Benedicta María Domínguez Valdez
Tiempo de lectura: 5 minutos


Company-university linkage contributes to improve the quality of research and teaching, in such way that the integration of the university with the needs of the society is achieved.


La pandemia nos ha obligado a buscar nuevas formas de comunicarnos; es así como mediante el uso de las tecnologías nos acercamos a la Dra. Benedicta María Domínguez Valdez, profesora investigadora de tiempo completo de la Universidad Politécnica de Tulancingo, en el Estado de Hidalgo y quien tiene una larga trayectoria y conocimiento del tema que nos atañe este bimestre: la vinculación empresa – universidad.

Para comprender de qué va este tema partamos de la conceptualización del mismo ¿Qué podemos entender por la vinculación empresa – universidad?

Se entiende como el proceso que se da de manera articulada e integral con las funciones sustantivas de docencia, investigación, extensión a la cultura y los servicios proporcionados por las Instituciones de Educación Superior, en el que se busca la interacción eficaz mediante el desarrollo de proyectos que contribuyan en beneficio mutuo, en el sentido de posicionamiento social. Todo esto acompañado de un conjunto de normas, planes, lineamientos y recursos para llevar a cabo su función de manera ordenada y sistematizada bajo un esquema formalizado llamado convenio de vinculación.

¿Dónde encuentra usted en las universidades los desafíos para lograr este cometido?

Debido al acelerado crecimiento de los avances tecnológicos, la generación y difusión del conocimiento considerados en estos tiempos como aspectos fundamentales del desarrollo social; por lo tanto, existe la imperiosa necesidad de establecer vínculos con la empresa mediante una interacción activa que genere nuevo conocimiento; este acercamiento empresa – universidad permite a esta última integrar aspectos de innovación a sus procesos productivos, contar con acceso oportuno a los conocimientos que se generen en los centros de investigación y desarrollo científico y tecnológico. La vinculación empresa universidad, contribuye a que la calidad de la investigación y la docencia vayan mejorando de tal forma que se logre la integración de la universidad con las necesidades de la sociedad.

Es evidente la falta de vinculación con la totalidad de sectores sociales ya que según la Encuesta Nacional de Vinculación de la Educación Superior, el sector privado es el más vinculado en el aspecto de estadías pues el 65% de los estudiantes la realizan en este sector específicamente en la industria.

A decir de la Dra. Domínguez, la vinculación entre las empresas, las humanidades y las ciencias sociales radica en la formación que reciben los estudiantes universitarios, la cual impacta en su calidad humana y profesional. Las IES proporcionan los elementos necesarios para una formación más humanista encaminada a que el futuro profesional conduzca sus esfuerzos para mayor beneficio social, económico y cultural. El aspecto de las humanidades y las ciencias sociales es un área de formación esencial para el profesional pues le permite ubicarse en el contexto de una sociedad más justa, y de este modo actúe de forma analítica, crítica, convincente y objetiva encaminada a la transformación de una sociedad más humana. He aquí la importancia de los proyectos sociales en que la universidad participa para beneficio de las empresas y la sociedad.

¿Cómo vincular los planes de estudio y las prácticas profesionales?

Desde que se crea una nueva carrera y se diseña un programa de estudios se tiene que trabajar bajo una estructura fundamentada en un estudio de factibilidad, en donde se identifique la zona de influencia que impactará dicho programa académico. Las IES realizan el diagnóstico en los sectores productivos con la finalidad de determinar los conocimientos con que debe contar el egresado. Lo anterior, sirve de base para el diseño del mapa curricular de la nueva carrera universitaria a ofertar bajo el esquema de modelo educativo, buscando favorecer el aprendizaje a través de situaciones reales, reflejados en los contenidos de sus programas y en su desarrollo pedagógico para responder a la necesidad de formar profesionistas integrales, dotándolos de conocimientos para adaptarse a cualquier ambiente de trabajo.

Algunos de los mecanismos de formación y aprendizaje que aplican las IES en sus programas de estudio son: servicio social, estancias, estadías, prácticas profesionales en diferentes empresas, así como la participación en proyectos de investigación con el sector productivo y académico.

¿Las universidades deben servir a las empresas o las empresas a las universidades? ¿Dónde estaría el justo medio?

En sentido estricto las universidades no pueden estar ajenas a las exigencias de la sociedad, porque su misión está en la colectividad, por lo tanto deben generar desarrollo y es responsabilidad de la comunidad apropiarse del conocimiento que ella construye. Hay una cuestión muy importante a considerar en la vinculación empresa – universidad, pues para lograrla se requieren de estrategias que en un momento dado favorezcan esta actividad, de modo que se deben conocer las necesidades de ambos actores, cuáles son sus limitaciones, fortalezas y los mecanismos que permitirán la conexión entre ellas.

Entonces podríamos decir que el justo medio está en la transferencia del conocimiento generado para ambas partes en el proceso articulado y ordenado llamado vinculación; es un ganar – ganar ya que en la vinculación empresa – universidad existe un beneficio mutuo tal y como lo argumenta Gould (1997), los beneficios para la universidad van encaminados al incremento en la calidad de las IES y en el realismo y relevancia de sus programas académicos, los investigadores pueden tener acceso a los laboratorios de las empresas grandes, los miembros de las unidades académicas que participen en la vinculación pueden incrementar sus conocimientos profesionales y de competencia a través del trabajo que realizan en proyectos.

En el caso del sector productivo los beneficios van relacionados a los conocimientos, ideas, experiencia técnica y de investigación en las disciplinas del personal académico, representan la base de crecimiento y desarrollo  especialmente en el campo tecnológico de la organización, el trabajo académico estimula a los directivos y empleados a trabajar creativamente, la cooperación con las unidades que desean incorporar el acontecer práctico, interdisciplinario e internacional dentro de las actividades propias del salón de clases ayuda a formar graduados que posean la mejor combinación de conocimientos, habilidades profesionales y experiencia práctica.

En México este tema tiene sus alcances y limitaciones, ¿Cuáles serían estos?, la Dra. Benedicta nos amplía el panorama:

La Encuesta Nacional de Vinculación de la Educación Superior aplicada en el 2010 identifica cuatro limitantes que han dificultado el proceso de vinculación y por lo cual no se desarrollan actividades de investigación, desarrollo experimental o de innovación comisionadas por las empresas:

  1. Desconocimiento por parte de las empresas sobre los servicios de vinculación que ofertan las Instituciones de Educación Superior.
  2. Falta de recursos para realizar los proyectos.
  3. Poco interés por parte de las empresas.
  4. La falta de investigadores, la normatividad y los costos de investigación.

En cuanto a los alcances quedan muchas cosas por hacer en los diferentes sectores productivos tanto en el ámbito regional como nacional; es importante identificar cuáles son sus necesidades y establecer estrategias para desarrollar una vinculación pertinente, que atienda de manera oportuna sin olvidar a los sectores más desprotegidos, la micro, pequeña y mediana empresa; ya que en ocasiones solo se dirige la mirada hacia las grandes organizaciones. Como investigadores y formadores académicos no debemos olvidar que la micro, pequeña y mediana empresa tiene necesidades en relación al desarrollo tecnológico, la innovación y las buenas prácticas empresariales de manera que se pueden desarrollar interesantes proyectos de investigación.

La vinculación empresa – universidad es trascendental, coadyuva en el bienestar social de la comunidad ofreciendo servicios de formación, certificación, incubación de empresas, desarrollo tecnológico y capacitación.

 

Para contactar con la entrevistada: benedicta.dominguez@upt.edu.mx