La Utopía del deber Ser / A practicar desde el inicio

      Comentarios desactivados en La Utopía del deber Ser / A practicar desde el inicio
Tiempo de lectura: 2 minutos

En educación significa un eterno debate el definir la finalidad de las instituciones educativas, pues sin duda la vinculación con el mercado laboral debiera ser una prioridad, pero, ¿qué debería llevar más peso, la capacitación para laborar o la formación de un ciudadano que ayude a crear el ambiente ideal en que las siguientes generaciones van a vivir?

Me parece que en la Utopía del deber ser ambos aspectos tienen el mismo peso, un individuo debe ser formado con valores y conciencia social, además de tener la capacitación necesaria para solucionar problemas y avanzar en cualquiera que sea su área laboral. El problema recae en que la escuela no puede hacerlo todo, necesita de la participación activa de cada integrante y no todos cuentan con los mismos elementos de apoyo para impulsar a sus estudiantes y egresados. Para muestra un botón: en este año se ha evidenciado la falta de herramientas para enfrentar las crisis. Los egresados y futuros egresados deben contar con una estable formación psico-emocional que les permita desde elaborar su carta de presentación y mantener una exitosa entrevista hasta tolerar la frustración del despido y/o manejar el fracaso.

Algunas universidades impulsan el emprendimiento, pero de igual manera e incluso con mayor intensidad pueden enfrentar crisis. Todas las carreras universitarias y de técnico superior universitario deberían seguir el formato de la licenciatura en medicina, vincular al estudiante a su zona de desempeño como parte de su formación. Por supuesto, eso implica apoyo federal, estatal, de empresas privadas e incluso familiar; pero eso buscamos, la integración de todos para mejorar la calidad de vida, y no se logra en el último año de universidad.