La Tinta Maestra / ¿Vinculados o contagiados?

      Comentarios desactivados en La Tinta Maestra / ¿Vinculados o contagiados?
Tiempo de lectura: 2 minutos

Pensar en la vinculación que existe entre la universidad y la empresa, es un debate de coyunturas incómodas y a veces desalentadoras, cuando se piensa en ello desde la trinchera de la universidad pública.

Resulta complejo pensar en los desafíos que viven las universidades para lograr acuerdos y alianzas con la industria y el mercado con el propósito de beneficiar el futuro profesional de quienes invierten parte de su vida formándose con la ilusión de ejercer en la práctica aquel conocimiento sobre el cual han sido formados.

Lo cierto es que, todos tenemos en el consenso colectivo historias largas acerca de casos de familiares, amigos, conocidos, compañeros, que estudiaron equis carrera profesional y se ganan la vida haciendo y o z cosa. Pocos son los afortunados que logran abrirse paso en una brecha bastante reducida de oportunidades laborales.

Cuestiones que inquietan

Está de más recalcar que las acciones necesarias para reforzar el ejercicio profesional de los aspirantes a profesionista en México aún son insuficientes, así como muchas otras cosas comunes de cualquier país en «vías de desarrollo».

Sin embargo, en estos momentos de incertidumbre, quisiera dejar algunas cuestiones no para responderlas, sino para dejarlas en el imaginario colectivo de quienes nos conceden el privilegio de merecer sus lecturas, para incitar a la reflexión que pocas veces acompaña a la sociedad; esa reflexión crítica que nos mueve a la acción desde la trinchera personal donde cada uno aporta su grano de arena en aras de la educación mexicana:

  • ¿Qué tanto afectará realmente la vida pospandemia a las relaciones entre las universidades y las empresas?
  • ¿Podrán los estudiantes latinoamericanos de nivel superior salir bien librados de la crisis que se avecina?
  • ¿Existen y existirán las condiciones necesarias, así como la capacitación suficiente para que los docentes incentiven el involucramiento de sus estudiantes en el mundo laboral?

Lo que sigue

De aquí, puede salir mucho para alimentar el debate. No se sabe cuándo el mundo podrá vencer de manera definitiva los embates del COVID-19, y de momento, las universidades y muchas otras instituciones académicas tendrán que librar una batalla con la adaptación de los recursos a distancia a pesar de las carencias tecnológicas, no solo en México sino en todo el continente americano.

Confiamos en que la capacidad de readaptación humana sea lo suficientemente generosa para con la educación superior y que la enseñanza a distancia no sea una barrera más para la vinculación académica con las empresas, y que por el contrario, pueda ser un recurso útil para potenciar las soluciones a estas necesidades que son también causa de preocupación para los estudiantes.