Hacia una nueva visión del conocimiento y la experiencia

      Comentarios desactivados en Hacia una nueva visión del conocimiento y la experiencia
Tiempo de lectura: 3 minutos

lukasbieri. (s. f.-b). youtuber blogger guionista desesperado no inspirado [Fotografía]. pixabay. https://pixabay.com/es/photos/youtuber-blogger-guionista-2838945/


Higher-level institutions today have the challenge of forging resources in students so that they know real problems and are also capable or solving them.


Por: Carlos Eduardo Fonseca Hernández

El conocimiento es la herramienta esencial mediante la cual los seres humanos pueden opinar, debatir y decidir sobre su actuar en este mundo. Gracias al conocimiento se genera un sin fin de cuestionamientos sobre la praxis en cualquier ámbito en que se encuentre, por ende, no es excluyente de lo que conlleva a sus relaciones laborales.

Si partimos desde argumentos tales como «no es lo mismo lo que te enseñan en la universidad que la realidad laboral» o «esto no me lo enseñaron en la carrera», entonces no solo nosotros estamos en un grave conflicto, sino también las aulas educativas y más especialmente las universidades, donde estas ideas sean predominantes en las distintas áreas del conocimiento, tanto en las ciencias sociales, humanidades, ciencias biológicas y hasta las experimentales.

Es evidente que los planes de estudio están quedando obsoletos ante la demanda de una sociedad en cambio constante, en la que solamente se replican las soluciones y reflexiones, así como la metodología en cada ciclo escolar y en cada generación que egresa, una y otra vez. Los estudiantes de las distintas universidades salen al campo laboral con herramientas no menos importantes, pero que sin duda son herramientas que se ven limitadas ante las problemáticas de actualidad.

Una alusión cotidiana de inmediatez puede encontrarse al observar, por ejemplo, que el médico se ve limitado ante el embate de nuevas enfermedades, el sociólogo no sabe cómo distinguir las luchas sociales contemporáneas y hasta a los economistas les cuesta trabajo entender cómo de un día para otro la oferta y la demanda de un artículo pueda mover decisiones de índole política.

Aclarando, no es problema del profesionista que su visión esté limitada; por ello considero que una solución debe orientarse a que muchas universidades necesitan modificar su enfoque a raíz de una pronta evaluación sobre los planes y programas de estudio con los que se trabajan actualmente.

Sería importante observar cómo las universidades privadas, a pesar de que tienen un prestigio basado en lo que se puede o no pagar por obtener un título académico, se miden ante las universidades públicas y han sacado ventaja desde su visión de corte empresarial en la que tienen definido un perfil de egreso en sus estudiantes: un profesional capaz de liderar sea administrativa o corporativamente.

Las universidades públicas pueden reforzar los perfiles de egreso de cada una de las distintas áreas de conocimiento, teniendo definido el tipo de población que ingresa, que estudia y por tanto, el tipo de estudiante que necesita egresar de cara a las exigencias laborales.

Así pues, las instituciones de nivel superior tienen hoy el desafío de forjar en los estudiantes los recursos para que conozcan problemas reales y que también sean capaces de resolverlos, de esta manera se comenzará por erradicar la estigmatización de que los estudiantes solo de la escuela para adentro son buenos.

Si las universidades brindan innovación no sólo en su infraestructura sino en el quehacer intelectual, llámese temas de estudio y/o prácticas profesionales, entonces podremos hablar de que se avanza con paso firme hacia una nueva visión.

Carlos Eduardo Fonseca Hernández es Licenciado en Política y Gestión Social por la UAM-X.