Archivo de la etiqueta: Universidad

La Deserción Escolar Universitaria

Tiempo de lectura: 3 minutos

 

College dropout. School dropout generates high social and private costs, meaning, a less competent work force is available and is more difficult to qualify when the person has not reached a minimum level of training

México frente al desafío del sistema educativo nacional apostó por una estrategia gubernamental, al contemplar la modernización de la gestión del sistema cuyo diseño y propósito responde al paradigma de la Nueva Gestión Pública (Del Castillo, 2012). La dimensión de la política educativa corresponde al denominado Acuerdo Nacional para la Modernización de la Educación Básica (ANMEB), que se denomina en términos analíticos como reforma política. En cuanto a su dimensión técnica se orienta a resolver todas aquellas situaciones no deseadas del logro educativo, lo cual contribuye a entender y explicar el cambio, continuidad y resultados de la política educativa.

Hasta este momento, la política educativa tradicional como expresa Puryear (1997), es inadecuada frente a los cambios sociales y económicos que ocurren en América Latina ya que la primordial línea de acción radica en la extensión de la cobertura a más alumnos.

A las universidades llega una cantidad considerable de bachilleres, provenientes de diferentes escuelas en las cuales se prepara de maneras distintas para enfrentar la experiencia universitaria. Sin embargo, como señala la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) un tercio de los estudiantes de educación superior de los países miembros de dicha organización, desertarán antes de completar sus estudios.

La Asociación Nacional de Institutos y Universidades de Educación Superior (ANUIES) afirma que en México de cada 100 estudiantes que ingresan al nivel licenciatura, 60 estudiantes egresarán y de éstos, solamente 20 se titularán. Es por esto, que el primer año en la licenciatura es sumamente importante en la persistencia del alumno, ya que los numerosos estudios que hablan sobre deserción reiteran que la tasa es mucho más alta dentro este período.

Los ejes de investigación principales residen en el conocimiento de los índices de deserción, las causas de deserción y, determinar las causas reales del abandono escolar.

El abandono escolar genera elevados costos sociales y privados, es decir, se dispone de una fuerza de trabajo menos competente y más difícil de calificar cuando la persona no ha alcanzado un nivel mínimo de formación, la baja productividad del trabajo y el efecto que este tiene en el crecimiento de la economía.

Lo social y lo afectivo

El autor más destacado sobre este tema, Vincent Tinto (1989), establece que la persistencia del estudiante se fundamenta en la integración académica y social, pues la decisión del estudiante por abandonar la institución se ve afectada por el nivel de conexión que este tiene tanto académica como socialmente.

La universidad constituye el pilar más fuerte en el sistema de educación superior, ya que su cimiento va encaminado al progreso científico, social, económico, político, tecnológico, artístico y cultural en beneficio de la propia sociedad. Por lo que debe tener una papel predominante dentro de la agenda pública, con la consolidación de acciones que apunten a fomentar la permanencia y titulación del estudiante desde el nivel básico hasta el superior.

El punto de partida de las instituciones universitarias deben ser los diversos aspectos de carácter personal, psicológicos, socioeconómicos, académicos, institucionales, culturales, etcétera, que ayudan a obtener una información más detallada sobre cada estudiante, con lo que se puede tener una visión más clara que genere programas de retención adecuados en beneficio de la propia universidad, el gobierno y la sociedad.

Fuentes de Consulta

  • ANUIES. (2002). Programas institucionales de tutoría, una propuesta de la ANUIES para su organización y funcionamiento en las instituciones de educación superior. ANUIES. México.
  • Del castillo, G. (2012). Las políticas educativas en México desde una perspectiva de política pública: gobernabilidad y gobernanza. Revista internacional de investigación en educación. 9. 637-652.
  • Puryear, J. (1997). La educación en América Latina: problemas y desafíos. 7. Preal. Chile.
  • Tinto, V. (1989). Definir la deserción: una cuestión de perspectiva. Revista de educación superior.  71. 33-51.

Martha Gabriela Orozco Rodríguez es maestra en políticas públicas por la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo.


 

Orientación Vocacional: Factor de Prevención en la Deserción Escolar

Tiempo de lectura: 3 minutos

Vocational guidance: a prevention factor for school dropout. It is not enough to tell the student what the existing careers are and ask which one he or she would like to pursue, but it is also important to know which the work spaces are, income, activities to carry out, among many other aspects.

En la infancia, los niños expresan su interés por lo que “quieren ser cuando sean grandes”, e incluso se vuelve una pregunta recurrente cuando se ingresa a la secundaria y/o al nivel medio superior. De pequeños la respuesta resulta sencilla, pues depende del ambiente, la televisión, internet o simplemente la respuesta surge de forma natural con base en lo que conoce a temprana edad; pero, ¿qué sucede cuando es momento de elegir una carrera y un plan de vida?, la mayoría responde con base en lo mismo, lo poco que conoce sobre las opciones que tiene en la vida y en algunos casos es una decisión equivocada.

Si bien es cierto que, para la deserción escolar existen varias causas (Vries, León, Romero y Hernández, 2011), ya sea familiares, económicas, sociales, ambientales, etcétera; al enfrentarse el estudiante a un área que no conocía, que no es de su agrado, más los factores anteriores, aumenta las posibilidades a desertar, es decir, si un joven elige una carrera que no es de su interés o en la que no tiene habilidades, se incrementa la posibilidad de abandonar los estudios.

Actualmente, los jóvenes, tienen diferentes áreas para desarrollarse académica y laboralmente, además con el crecimiento tecnológico, científico, educativo cada generación cuenta con mayores oportunidades; sin embargo, un pequeño porcentaje de la población recibe una orientación sobre estas oportunidades en la edad adecuada.

Orientar para el futuro 

La orientación vocacional se encarga de brindar al alumno herramientas que le permitan elegir, considerando elementos como habilidades, capacidades, inteligencia, personalidad, hábitos para el estudio, demanda laboral, planes y programas, ambiente familiar y el contexto social del lugar donde radica, y aunque en los programas educativos (López, 2006) se imparten asignaturas que hablan sobre Orientación Vocacional, no cubren completamente las aristas que se necesitan reforzar para que un estudiante decida adecuadamente sobre su futuro, ya que, es muy poco el tiempo invertido en el abordaje de estos ámbitos.

Hablando entonces, de la importancia de la Orientación vocacional, no basta indicarle al estudiante cuales son las carreras que existen y preguntar cuál le gustaría ejercer, sino, es importante ayudarle a conocer cuales son los espacios laborales, ingresos, actividades que realizaría, las habilidades, estudios, estrategias de aprendizaje que se requieren, y cuáles son propias capacidades para desarrollar esa carrera, además de considerar su entorno familiar, ambiental, social, económico y personal, para que, con esta información, pueda tomar una decisión más acertada (Vidal y Fernández, 2009).

Con todo lo anterior, ¿existirá una edad oportuna para Orientar sobre el futuro a un joven? Pudiera ser antes de ingresar al nivel medio superior; en esta etapa, se presentan diversos cambios, pero también la necesidad de exploración se incrementa, motivando al adolescente a probar (conocer primero) para poder decidir. Entonces, si en esta etapa se le empieza a mostrar un abanico de posibilidades a futuro, partiendo de sus propias capacidades, habilidades, personalidad e intereses será más sencillo encaminarle, pues se irán descartando áreas en las que no le sea agradable desenvolverse, dejando únicamente aquellas en las que, llegado el momento, pueda ejercer con éxito.

Fuentes de consulta

  • Canales, A., & De los Ríos, D. (2018). Factores explicativos de la deserción universitaria. Calidad en la Educación, (26).
  • López, F. M. (2006). La reforma de la educación secundaria en México: elementos para el debate. Revista Mexicana de Investigación Educativa, 11(31), 1427-1450.
  • Mendoza, L., De, T., & Rodríguez Martínez, R. (2008). El efecto de la orientación vocacional en la elección de carrera. Revista Mexicana de Orientación Educativa, 5(13), 10-16.
  • Sandoval Flores, E. (2007). La reforma que necesita la secundaria mexicana. Revista Mexicana de Investigación Educativa, 12(32).
  • Vidal Ledo, M., & Fernández Oliva, B. (2009). Orientación vocacional. Educación Médica Superior, 23(2), 0-0.
  • Vries, W. D., León Arenas, P., Romero Muñoz, J. F., & Hernández Saldaña, I. (2011). ¿Desertores o decepcionados? Distintas causas para abandonar los estudios universitarios. Revista de la educación superior, 40(160), 29-49.

Judith Rivera Baños es licenciada en Psicología por la UNAM