Archivo de la etiqueta: Enseñanza

Ciencia no es igual a tecnología

Tiempo de lectura: 3 minutos

The school should not approach science and technology as something alien to daily life where only a few people with certain characteristics and high IQ can perform.


Por Juan Baltazar Tinoco 

En nuestro sistema educativo mexicano en el área de educación básica falta mucho por realizar respecto a la enseñanza de la ciencia y tecnología, asimismo, en términos generales existe un analfabetismo respecto a su conceptualización para poder ser aplicado por nuestros estudiantes en su realidad de manera macro y poder configurar una sociedad más idónea.

De manera general se engloban ciertas problemáticas y es necesario comenzar por entender de manera correcta en los salones de clases el concepto de ciencia y tecnología, ya que han sido mal conceptualizados. La ciencia se define solamente como un conjunto ordenado y sistematizado de conocimientos establecidos sobre lo que ocurre en la naturaleza y la tecnología como el conocimiento, mantenimiento y uso de herramientas, máquinas y piezas de equipo diversas.

La ciencia no es solamente el conocimiento acumulado, sino es un proceso que se emplea sistemática y disciplinadamente de nuevo conocimiento  “[…] ciencia es lo que sabemos cómo científicos, pero también los métodos, procedimientos y maneras para averiguar lo que, como científicos, todavía no sabemos; ciencia es saber pues, pero también es quehacer” (Gutiérrez-Vázquez, 1982). Lo mismo pasa con la tecnología, entender cómo reparar un torno o entender el sistema de control automatizado es técnica, pero no es tecnología; como la ciencia, la tecnología es también un proceso “[…] disciplinado durante el cual los recursos y conocimientos con los que se cuente son usados en la solución práctica de problemas previamente identificados por las necesidades humanas (Gutiérrez-Vázquez, 1982).

La escuela no debe abordar la ciencia y la tecnología como algo ajeno a la vida diaria donde sólo unas cuantas personas con ciertas características y coeficiente intelectual alto pueden realizar. Los conceptos se deben relacionar con los problemas que les interesan a los seres humanos y hacerlos partícipes en la solución de los mismos y, con ello, comenzar a discutirlos, reflexionarlos y plantear posibles soluciones y conseguir mayores posibilidades de aprendizaje.

Es necesario crear más centros de investigación en México e invertir más presupuesto en aquellos centros de investigación que ya estén bien establecidos y empezar a realizar de manera más eficiente ciencia y tecnología. Una problemática más consiste en métodos de enseñanza tradicionales en educación básica, además de que gran parte de nuestra población no termina su educación básica y ello deriva en que exista un analfabetismo científico y tecnológico y, como consecuencia, se observe en los seres humanos malos hábitos de higiene, embarazos no deseados y daños al medio ambiente.

En el país se debe de contar con un mayor número de profesionistas dedicados a la ciencia y la tecnología y, para lograrlo, se tiene que vincular a los niños desde su formación básica con estos temas para lograr en ellos el interés por estudiarlos, para esto deben existir proyectos o iniciativas que partan dentro de la escuela misma. Además, la enseñanza de la ciencia y la tecnología debe involucrarse en todos los estratos sociales, alcanzar una educación informal y poder incluir a la población adulta.

Todo este avance positivo que se logrará en la educación implica que se formen grupos de trabajo desde un enfoque multi e interdisciplinario. La importancia de involucrar a todas las disciplinas y no negarse a trabajar en equipo, logrará una mejor educación tanto para los maestros como para los estudiantes en el proceso enseñanza-aprendizaje de la ciencia y la tecnología. La ciencia se debe enseñar con un lenguaje apropiado y no tan complejo de entender, con técnicas y métodos actuales, con tecnología apropiada, lo más vivencial y práctico que se pueda y con profesores que tengan la perspicacia de fomentar lazos afectivos con sus estudiantes y poder involucrarlos en dichas temáticas.

Fuentes de consulta.

  • Gutiérrez-Vázquez, J. M. (1982). Sobre la enseñanza de la ciencia y la tecnología. Revista de la Educación Superior, 11 (4), 88-95, oct.-dic. México.

Juan Baltazar Tinoco, maestro en Psicología por la Universidad Tecnológica de México, licenciado en Sociología de la Educación por la Universidad Pedagógica Nacional y pasante en Pedagogía SUAyED-UNAM.