Archivo de la etiqueta: Emociones

Historias de Luna / Para aprender se necesita interés

Tiempo de lectura: 2 minutos

Hola, ¿cómo has estado?, me da mucho gusto que leas mis anécdotas y aventuras, cada situación por la que paso me llena de experiencias y aprendizajes, y a su vez deseo que te muestren un poco del mundo de los niños.

No todos somos iguales, ya que no todos tenemos las mismas oportunidades. Incluso varios cuentan con carencias educativas, de salud, económicas, etc.,  somos muy diferentes aunque formemos parte de un mismo grupo, como en el caso del salón de clases ya que no todos los niños aprendemos igual y al mismo ritmo.

Conozco a mis compañeros desde hace varios años, algunos por 2 años y a otros desde el kinder, hemos tenido a las mismas profesoras y ellas enseñan de la misma manera a todo el grupo, pero en muchas ocasiones se acercan a aquellos compañeros que no siguen el mismo ritmo que la mayoría de la clase.

Algunos de mis compañeros aún no dominan la lectura, leen por sílabas o con un ritmo lento que no les permite entender lo que están leyendo, otros leen muy rápido para alcanzar el mayor registro de palabras por minuto, pero al igual que los otros terminan de leer sin entender el texto.

Hoy te hablaré sobre los primeros compañeros, de hecho solo son 2, son mis amigos y les he ofrecido mi apoyo, he platicado con ellos, uno  me comenta que no tiene gusto por la lectura, que le parece muy aburrido y que además sus padres no le ayudan en casa para practicar y apoyarlo. Mientras que mi amiga me dice que aún no domina la lectura y que le da mucha pena que escuchen como alarga las palabras, que se pone nerviosa y prefiere hacer otras cosas, ella asiste a una terapia de lenguaje, y ha logrado mejorar su forma de hablar pero aún no consigue tener esa confianza para leer y menos en voz alta.

Como puedes ver la educación también tiene que ver con emociones, mis compañeros tienen problemas para leer pero no porque tengan problemas de aprendizaje, o porque no tengan acceso a la educación, todos somos diferentes y algunos necesitan más creatividad, variedad, algo que le ayude a darle un por qué a lo que están aprendiendo.

Cifras y Emociones que Rodean el Abandono Escolar

Tiempo de lectura: 4 minutos

Figures and emotions surrounding school dropouts. There are few projects that focus on emotional imbalance, causing low self-esteem, stress, irresponsible sexual behavior, depression, violence, and consequently school dropout.

En la actualidad la Ciudad de México y el Estado de México cuentan con tres tipos de Bachillerato público, siendo estos la Educación profesional técnica, el Bachillerato general y el Bachillerato tecnológico, en 2016 más de 331,000 aspirantes buscaron un lugar dentro de estas instituciones educativas mediante el concurso de asignación que realiza la Comisión Metropolitana de Instituciones Públicas de Educación Media Superior (COMIPEMS).

A pesar de que año con año se amplía la matrícula que ingresa al bachillerato también se ha incrementado el abandono escolar, siendo este nivel educativo el que presenta mayor tasa de deserción dentro de la educación obligatoria del país, según datos de la SEP del ciclo escolar 2015-2016 las cifras revelan un 12.1% de deserción; y es más impactante saber  que de los 35 millones de estudiantes inscritos en todo el país más de un millón 193 mil abandonen alguno de los grados escolares (Moreno, 2017).

Se llevó a cabo un Modelo de tránsito escolar en el sistema educativo, donde se tomó en cuenta la matrícula que ingresó a primero de primaria en el ciclo escolar 1999-2000 y se contabilizó hasta los egresados del nivel superior de 2016, encontrando que en el transcurso de la vida escolar una gran cantidad de niños y jóvenes dejaban la escuela, de 100 niños inscritos en primaria 10 no la terminaron, del resto 18 no concluyeron la secundaria, de los que continuaron más de 20 renunciaron al bachillerato, y en promedio sólo 22 de cada 100 niños logra titularse como profesionista, es decir, la generación de 2,502,438 niños que ingresaron a primaria en ese ciclo escolar solamente pudieron concluir sus estudios profesionales 633,974 de ellos (SEP, 2016).

Deserción vs. Desarollo humano

La deserción académica es un gran problema ya que limita el desarrollo humano, social y económico de la persona así como la del país, esta situación es un gran reto con el que se enfrentan diariamente padres de familia, profesores, directivos y donde los secretarios de educación no han podido frenar.

Diferentes investigaciones y estudios (Ruíz-Ramírez & Cols., 2014) asocian este problema a diferentes factores, como lo son:

  • Económico.- Insuficiencia de ingresos/recursos en el hogar, en ocasiones se incrementa la necesidad de que el alumno tenga que trabajar.
  • Familiares.-  Falta de apoyo para continuar estudiando.
  • Docentes.- Algunos investigadores mencionan que las malas condiciones de trabajo docente, la enseñanza descontextualizada y la escasa capacitación del docente son factores que influyen significativamente en la deserción del alumno.
  • Sociales.- Bullying, estereotipo de género, baja asignación presupuestal para la educación pública, riesgos en la comunidad como el pandillaje, origen étnico, etcétera.

Estas investigaciones también señalan el factor personal como causa del abandono escolar, pero lo manejan como baja motivación para el estudio, que no les gusta estudiar o que dejan los estudios porque se convirtieron en padres prematuros; sin embargo parece que la Educación Emocional no se considera un factor determinante, aquí tanto el alumno tiene que saber interpretar sus emociones como el modelo educativo e incluidos sus docentes deben diseñar programas fundamentados en un marco teórico, con materiales y programas, que promuevan la inteligencia emocional.

En la actualidad encontramos soluciones para la deserción, en su mayor parte solo de tipo académica, es decir, apoyo entre pares o apoyo individualizado; pláticas y asesorías sobre los beneficios a mediano y largo plazo sobre estudiar y tener una carrera universitaria; se han abierto modalidades (semipresencial, abierta, a distancia) además de la escuela nocturna, entre otras.

Todo por hacer 

Son pocos los proyectos que se enfocan en el desequilibrio emocional, causante de baja autoestima, estrés, conducta sexual irresponsable, depresión, violencia, y en consecuencia de la deserción escolar. Es necesaria una educación consciente de las emociones de los estudiantes, en todos los niveles académicos ya que además de prevenir estas conductas ayudan a construir una persona con bienestar integral.

Es muy importante trabajar el desarrollo de las inteligencias inter e intrapersonal (bases de la inteligencia emocional) con los jóvenes de bachillerato, para que aprendan a reconocer sus propias emociones lo que les permitirá ser conscientes de sí mismos y así conseguir manejarlas; y además de saber expresarse será responsable de sus sentimientos y acciones; poder motivarse a sí mismo le ayudará a lograr sus objetivos. Por otro lado, será capaz de reconocer las emociones de otros desarrollando así la empatía y por último aprender a establecer relaciones desarrollando así una competencia social y habilidades como el liderazgo y la eficiencia.

La finalidad de esta educación es que se desarrollará tanto lo cognitivo como lo emocional de una manera continua y permanente debido a que favorece los procesos de reflexión, memoria, aprendizaje, además de mejorar la tolerancia a la frustración, manejo de la ira, tener la capacidad para retrasar gratificaciones, control de estrés, saber llevar a cabo autoafirmaciones positivas; llevando esto a cabo se eliminarían frases como “dejó la escuela porque no se le da el estudio” “es un cabeza dura, le cuesta trabajo aprender”.

La educación emocional nos formará como seres integrales, mejorará nuestra autoestima y la toma de decisiones, reducirá la presencia del estrés negativo, mejorará nuestras relaciones interpersonales, nos enfocaremos más a las actividades académicas y laborales, nos brindará desarrollo personal formándonos como líderes e influencers positivos, nos da un bienestar psicológico, qué más podemos pedir, simplemente que esta educación se lleve a cabo.

Fuentes de Consulta

  • Bisquerra, R. (2003). Educación emocional y competencias básicas para la vida. Revista de Investigación Educativa, 21(1), 7-43.
  • Moreno, T. (Agosto 21, 2017) Deserción escolar, infrenable: SEP. El Universal. Recuperado de https://bit.ly/2PMhrXw
  • Ruíz-Ramírez, R., García-Cué, J. L. & Pérez-Olvera, M. A (2014). Causas y consecuencias de la deserción escolar en el bachillerato: caso Universidad Autónoma de Sinaloa. Ra Ximhai, 10(5), 51-74.
  • SEP (2016). 4to Informe de Labores 2015-2016. México. Recuperado de https://bit.ly/2SlVy2v

Marisol Rosas Gómez es pasante de la licenciatura en Pedagogía. Universidad Nacional Autónoma de México.