Espejos alternos / La historia no solo es pasado

      Comentarios desactivados en Espejos alternos / La historia no solo es pasado
Tiempo de lectura: < 1 minuto


 

Muchos de nosotros hemos escuchado o leído alguna la vez la frase de que “todo pueblo que no conoce su historia esta destinado a repetirla”, en efecto, el desconocimiento de la historia conlleva a la incomprensión e inacción en el presente. Dentro del ámbito educativo mexicano este ahistoricismo tiene consecuencias importantes, pues la educación en toda sociedad histórica es un motor de cambio y desarrollo tanto del individuo como de la sociedad, desconocer la propia historia de la educación es una limitante para el cambio y mejora de la labor educativa.

El estudio de la historia de la educación de México no solo debe abordarse como si los hechos fueran  restos arqueológicos de un pasado distante, sino que deben analizarse y comprenderse como un proceso en construcción continua, donde nosotros somos actores que intervienen y participan de esa historia.

Asimismo, el estudio de la educación nacional no solo tiene que rememorarse con fiestas y símbolos en ciertas fechas del calendario, su estudio tiene que brindarnos herramientas de análisis, critica y conceptuales para ampliar nuestro panorama sobre los problemas y desafíos que nos plantea la educación del siglo XXI, pues muchas de sus problemáticas tienen raíces históricas.

Estudiar y entender la historia  solo como pasado es condenarse en el presente, es limitar los alcances educativos, es repetir la historia.