Padre, madre, empleados, cocineros … y aumentan los roles

      Comentarios desactivados en Padre, madre, empleados, cocineros … y aumentan los roles
Tiempo de lectura: 2 minutos

 

Foto de Julia M Cameron en Pexels


Education for parents should be modified in such a way as to allow effective guidande, not only moral or assistance, but also in technical and technological concepts.


Por Marina Hernández

Los cursos de escuela para padres tienen en general una buena aceptación, aunque en realidad asisten a las pláticas pocos participantes en comparación con las matrículas de inscritos. Presentan temas que van desde el conocimiento y comprensión de la niñez hasta la orientación vocacional para adolescentes. Sin embargo, se han tenido que agregar temas como el uso de internet, zoom o classroom. La situación actual ha modificado toda nuestra vida, los padres han tenido que acatar de manera abrupta los roles que habían relegado a la escuela. Pero eso, en el núcleo del hogar ¿cómo afecta?

Me parece que la crisis actual es un semillero de temas de investigación, entre ellos puede situarse la actitud de los padres ante las clases en línea, cómo enfrentan las tareas y de qué manera salir victorioso cuando además de ser empleado, asistente de hogar, cocinero, guía moral, sobreviviente de covid, hijo de adultos mayores, se es padre o madre de uno o más hijos que se encuentran desesperados en el confinamiento y les aburren las clases en tele abierta o no comprenden nada de la tarea que deben entregar; y aun así, su deber es apoyarles, porque se ha comprendido la importancia de asistir a los hijos en sus tareas.

La educación para padres deberá modificarse de tal manera que permita una guía efectiva, ya no solo moral o de asistencia, también en conceptos técnicos y tecnológicos. Se ha evidenciado la utilidad de los cursos sobre educación emocional, resiliencia y autocuidado. Ahora sería negligente minimizar esos temas.

También se tendrá que agregar a la lista de investigaciones, la manera en que viven la triple jornada. Si bien se hablaba de doble jornada con las tareas que desempeñaba una mujer en el mercado laboral, ahora con clases dentro de casa debe retomar sus propios conocimientos y buscar tiempo dentro y fuera de su horario de trabajo para apoyar a sus hijos. Sin duda son temas que quedan pendientes en una  agenda de investigaciones para escuela para padres, solo que ahora se hace visible la necesidad de estar preparados para saber cómo actuar ante crisis, tanto emocionales como físicas y económicas.

Aún no sabemos el efecto que tendrá en la generación actual las vivencias que hemos enfrentado, pero tanto profesionales, como padres y madres de familia tendrán que esforzarse para comprender juntos los efectos y encaminarnos a la mejora del ser humano.

Marina Hernández, es estudiante de la licenciatura en Pedagogía en el Sistema de Universidad Abierta y Educación a Distancia de la Facultad de Filosofía y Letras UNAM.