¿Cuál es la importancia de la escuela para padres?

      Comentarios desactivados en ¿Cuál es la importancia de la escuela para padres?
Tiempo de lectura: 3 minutos

Imagen de PCB-Tech en pixabay

The family is the first socializing agent and educator of every child, parents are responsible and in charge of this first education. However, social transformations have changed the concept of family, in this context the parents’ school becomes important for the family group to adapt and face these changes effectively.

Por Jorge Francisco Méndez Tamayo

Es indudable que la familia es el primer agente socializador y educador de los niños y niñas, pues la educación que se recibe en casa durante la infancia es fundamental en la construcción de la visión del mundo que tiene toda persona a lo largo de su vida. Educar bien es muy importante, un reto y una gran responsabilidad.

Como hijos, la educación la recibimos de nuestros padres, su labor es compleja, constante, incondicional, gratificante y difícil, ya que no disponen de un instructivo donde se especifique todo lo que se necesita para ser buenos padres y, en consecuencia, educar buenos hijos ante la diversidad de situaciones que se presentan en esa labor. Más bien se trata de llevar a cabo un aprendizaje de ensayo-error, acompañado de intuición, cariño, perseverancia, dedicación, conocimiento y muchos otros elementos más. Muchas veces los padres intentan educar a sus hijos siguiendo hábitos, conductas o métodos que vienen de generación en generación, es decir, educan como fueron educados anteriormente por sus padres. Sin embargo, los tiempos cambian y en la actualidad la sociedad ha cambiado vertiginosamente en todos sus ámbitos y la familia no ha sido la excepción, también se ha transformado.

Así, la escuela para padres cobra importancia y relevancia para brindar ayuda, herramientas y conocimientos útiles a los padres en la conformación y desarrollo de la familia para afrontar diversas situaciones. Desde la escuela de padres surge la posibilidad de estimular la participación y el esfuerzo por mitigar y resolver los problemas que se presentan en la familia y en la sociedad, se trata de promover una educación preventiva y formativa.

La escuela para padres también contribuye al encuentro, reflexión y construcción de manera colectiva sobre el ejercicio y labor de educar a los hijos, al compartirse experiencias y saberes entre madres y madres por medio de la escucha activa, la participación, la colaboración y el diálogo todos aprenden unos de otros. Así como en la educación no hay un modelo único y exclusivo, tampoco hay una sola forma de educar a un hijo y mucho menos un método que se aplique lineal y objetivamente para obtener hijos buenos y perfectos, más bien se tiene que adaptar a la singularidad de cada hijo y a las circunstancias del momento.

En definitiva, al partir de las situaciones del diario y de las dinámicas de funcionamiento de la familia, la importancia de la escuela de padres se centra al priorizar ejercicios de reflexión reconociendo y analizando las diferentes etapas que cumple una familia, promueve la comunicación y participación entre los miembros y su relación con el entorno, identifica las situaciones problemáticas que se crean en el interior del núcleo familiar teniendo en cuenta los distintos roles y funciones planteando soluciones de cambio y mejora en la estructura de la familia eficaz y sustancialmente.

Referencia: 

  • Fresnillo, V., Lobo, R., y Poza, M. (2000). Escuela de padres. Madrid. 17-30

Jorge Francisco Méndez Tamayo, es pasante de la licenciatura en Pedagogía en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM.