La Utopía del deber ser / El Resultados de Nuestros Actos

      Comentarios desactivados en La Utopía del deber ser / El Resultados de Nuestros Actos
Tiempo de lectura: 2 minutos

Qué pertinente hablar sobre salud cuando nos encontramos en medio de una crisis sanitaria mundial. Si echamos un vistazo a la historia no es la más cruda ni más letal de las enfermedades pero, también tenemos como tópico recurrente el cuidado del cuerpo. Desde el antiguo Templo de Delfos, retomado después por Foucault, se exalta la importancia del consumo de frutas y verduras, así como la necesidad de entrenamiento físico. Pareciera trillado pero ahora ha quedado al descubierto la vulnerabilidad humana debido a los malos hábitos en la época globalizada.

Los alimentos frescos han sido rebasados por los envasados y congelados, la vorágine de la vida actual nos impide disfrutar de alimentos sanos preparados en casa y hemos confundido vida activa por estresante. Lo alarmante es que lo aceptamos como normal e incluso exigimos más y mejores productos, parece solo moda el llevar una vida saludable o excentricidad de grupos elegir un consumo libre de crueldad animal.

Estamos lejos de evidenciar que las grandes empresas dirigen la alimentación en los hogares, si crees que es exageración revisa las enormes cantidades de azúcar que contienen las fórmulas lácteas para bebés y que damos por necesarias. En medio de una infinidad de opciones para consumir se encuentra la libertad de elegir, la Utopía del deber ser en este caso la tomo del pensamiento de Sartre, al decir que el hombre no es otra cosa que lo que él se hace. Creo que no es casualidad que justo ahora el universo nos haya bajado el ritmo para obligarnos a analizar nuestras elecciones. ¿Educación para la salud? ¡Iniciemos por observar nuestras rutinas!