Investigación vs. Cuidado de la Salud

      Comentarios desactivados en Investigación vs. Cuidado de la Salud
Tiempo de lectura: 4 minutos

Foto: Johns Hopkins CSSE


Does Mexico have enough education in health sector to face an emergency? It is urgent to be well informed about what is happening around us in order to raise our level of consciousness that makes us appreciate the true meaning of life and avoid, as far as possible, our own arrogance and ignorance leading us to our own extinction.


Por David Núñez Garay

¿En realidad México está preparado para una verdadera amenaza patológica? ¿México tiene la suficiente educación en el sector de la salud para prepararse ante una emergencia?

A lo largo de la historia de México desde sus inicios como Tenochtitlán o Aztlán siempre ha sido foco de grandes epidemias. En aquel entonces estas epidemias se atribuían a los dioses como una forma de castigo hacia los hombres y muchas otras fueron a causa de la llegada de los españoles a América. En su momento solo se narraba lo que veían sus ojos: gente enferma, personas con fiebre, puntos rojos en la piel, algo que les escurría de la nariz, etc., sin saber que se estaban enfrentando a enfermedades muy graves y contagiosas como el sarampión, la viruela, la influenza y la salmonela, esta última que provocó una mortalidad de casi el 80% de la población en 1545.

Ahora gracias a los avances de la ciencia y la medicina se sabe el origen de estos males, lo que son en realidad, su funcionamiento y su tratamiento, incluso existen vacunas para evitar más escenarios como los de hace más de 500 años, pero aún así parece que nuestro país e incluso muchas otras partes del mundo no estamos preparados para una emergencia. Simplemente lo vemos ahora con el origen y propagación de la nueva cepa del coronavirus COVID-19 que ha cobrado más de 120,000 muertes a nivel mundial y cerca de 2 millones de contagiados.

Específicamente en México hay más de 5,000 contagiados, más de 400 víctimas mortales y a pesar de los esfuerzos por crear consciencia en la gente por parte del gobierno parece no ser suficiente, observamos personas que siguen haciendo su vida de lo más normal, sin las medidas básicas de protección como el uso del cubrebocas o sin aplicar la distancia de 1 metro con otra persona como mínimo, Parece ser que en la actualidad, esta generación de seres humanos no valora los esfuerzos y descubrimientos de nuestros antepasados que tantas vidas han salvado, tampoco aprecia los beneficios con los que contamos hoy en día ni el gran avance en el desarrollo tecnológico.

Foto: Elena Toledo

¿Y qué decir de la educación en cuestión de sexualidad en México? Nuestro país tiene la mayor tasa de natalidad en niñas o mujeres adolescentes de todos los países miembros de la OCDE (Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico) ya que cerca de 62 embarazos por cada 1.000 son de niñas y adolescentes. A pesar de todos los programas y estrategias que buscan disminuir lo más posible este problema, parece que no terminará pronto. En México también 1 de cada 10 adolescentes es madre. De acuerdo con cifras de la CONAPO (Consejo Nacional de Población) 44.9% de las féminas de entre 15 y 19 años tuvieron su primera relación sexual sin protección, una tasa alta que va acompañando a su contexto familiar, social e incluso económico y que les lleva a tomar esta mala decisión.

Pese a que en las escuelas de nivel básico en toda la república se han incluido materias, talleres, pláticas, conferencias, e incluso espacios en medios de comunicación sobre educación sexual con el objetivo de prevenir embarazos no deseados y contagios de infecciones de transmisión sexual como el VIH, sífilis, entre otras, para los estudiantes parece no ser suficiente pues así lo revela la poca concientización. Además debemos tomar en cuenta que los jóvenes se enfrentan a otras dificultades como son la ausencia de los padres, depresión, problemas de drogas, amigos con conductas de riesgo, baja escolaridad, abandono escolar y pobreza, problemas que entre todos como sociedad podríamos y deberíamos erradicar paulatinamente en aras de un futuro mejor para nuestros jóvenes.

Y así como estas problemáticas de salud, podríamos hablar también de los altos casos de obesidad, diabetes, colesterol, y demás males cardiovasculares presentes en la sociedad mexicana pero no seguiré. Ahora me dirijo a ti, que me haces el favor de leer este texto, y que probablemente tengas un niño pequeño, un adolescente o bien alguien en tu círculo social o familiar cercano y te pido que te preguntes: ¿qué puedo hacer para promover y mejorar la educación para la salud en beneficio de él o ella?, ¿cómo ayudar para que las cifras aquí descritas disminuyan y así contribuir a crear un futuro mejor para él o ella? Yo pienso que si todos, absolutamente todos, nos hiciéramos esas preguntas más seguido, estos números, estas realidades que vemos y escuchamos a diario serían muy diferentes. Es tiempo de que nos apoyemos de los medios confiables, incluyendo las redes sociales para estar más informados sobre lo que pasa, para que nuestro nivel de consciencia nos haga valorar el verdadero sentido que tiene la vida y evitar en la medida de lo posible que nuestra propia arrogancia e ignorancia nos lleven a la extinción. Muchas gracias.

Fuentes de consulta.

Coordinación Nacional de Protección Civil México (2018). Epidemias en México. http://www.cenapred.gob.mx/es/documentosWeb/Tertulias/Presentacion_Ing.Maria_Ydirin.pdf

Infobae. (2019). En México, una de cada 10 adolescentes ha tenido un hijo e inicio su vida sexual a los 15 años. https://www.infobae.com/america/mexico/2019/05/19/en-mexico-una-de-cada-10-adolescentes-ha-tenido-un-hijo-e-inicio-su-vida-sexual-a-los-15-anos/

Villa, G. & Jiménez A. (2019). Embarazo adolescente en México: un problema alimentado por la inequidad: El País. https://elpais.com/elpais/2019/03/14/planeta_futuro/1552580422_784534.html


David Nuñez Garay es estudiante de primer cuatrimestre de la Licenciatura de Pedagogía de la Universidad Tecnológica de México