De Pandemias e Información en Redes

      Comentarios desactivados en De Pandemias e Información en Redes
Tiempo de lectura: 3 minutos

Foto del Tecnológico de Monterrey


In addition to the pandemic and the backwardness of the health system, informational illiteracy also pays us the bill, which paints to be the coup de grace in the face of an active executioner


Por Alan Valencia Ceja

En estos tiempos de pandemias se han puesto al descubierto en nosotros una suerte de dotes escondidas y no muy refinadas de investigadores, reporteros, analistas, politólogos e incluso infectólogos; desencadenadas en parte por el pánico de la situación desconocida y en parte por el fácil acceso a la información. Y es que en plena época de la hiperconectividad y las redes sociales, el acceso a la información, a todas las recomendaciones, a todos los datos, a todas las teorías de conspiración, a todas las estadísticas y la sensación de responsabilidad por compartirlas, se encuentran a tan sólo a un clic de distancia.

Mientras que el grupo familiar se satura en segundos con la información más actual, el de los amigos vive una especie de competencia para ver quién llega con el meme más nuevo o con los últimos stickers. En casa todo se pone en práctica: el distanciamiento social, el auto-aislamiento, rociarse con cloro o alcohol el cuerpo para desinfectarse; no vaya a ser. En los supermercados: el ajo, los antibióticos e incluso el Parenquil (medicamento para tratar la malaria) se convierten rápidamente en los más vendidos y no lo cuestionamos, porque sin duda podemos decir que las intenciones son buenas, aunque los resultados vayan en sentido contrario, 

Nos encanta compartir Fake News

Además de la pandemia y el rezago del sistema sanitario, también nos pasa la factura el analfabetismo informacional, el cual pinta para ser el tiro de gracia ante un verdugo activo.

El pasado 9 de noviembre, en el marco de la crisis sanitaria desencadenada por la pandemia COVID-19, la revista Proceso presentó una nota preocupante sobre la información que se consume en México, basada en el estudio “Radiografía sobre la difusión de fake news en México” de Luis Ángel Hurtado, investigador de la UNAM, el cual expone una realidad que pone en riesgo nuestra respuesta como país ante la contingencia y compromete el resultado de cualquier acción de los gobiernos locales y federales frente a la pandemia. Hurtado (s.f.) asegura que “México es el segundo país con más fake news siendo compartidas, con más del 85% de los usuarios de Facebook, WhatsApp, Instagram, Twitter yYoutube de México, recibiendo y compartiendo contenido engañoso.”

En 2020 los mexicanos seguimos viviendo en una carencia generalizada de herramientas mínimas para lidiar con la sobrecarga de información que las situaciones de crisis y los cambios sociales traen consigo, y que quedó expuesta desde la crisis del terremoto de 2017 y las elecciones de 2018. Ahora México se pone frente a dos tareas monumentales para garantizar la salud pública, por un lado la tan anhelada vacuna contra el coronavirus y por otro, la vacuna contra las fake news.

Elaborado por Kuchkabal

La primera requiere estudios, ensayos clínicos y aprobaciones de los distintos gobiernos e instituciones de salud para finalmente garantizar una respuesta a esta crisis en particular. La segunda, exige la incorporación del pensamiento crítico en el que según Kurland (2005)  “la clave no está en tener la razón, sino en tener en cuenta todas las posibilidades y confiar en la razón más que en la emoción, para no permitir que nuestros prejuicios cieguen nuestra forma de pensar y actuar”, y podría garantizar un correcta respuesta ante esta y las crisis venideras.

La buena noticia es, si aún no se ha adivinado, que mientras que la primera depende en un cien por ciento de un porcentaje muy pequeño de la población, a la que la mayoría de nosotros no pertenecemos; la otra ya existe e incluso se la puede uno mismo aplicar. Esta vacuna, no solo funciona para compartir noticias sobre la salud, sino para toda aquella información que publicamos y compartimos en nuestras redes sociales. La clave está en mantener la sana distancia, entre uno mismo y la mala información.

 

Fuentes de Consulta

Proceso (2020). México, el segundo país con más fake news, sólo detrás de Turquía: investigador de la UNAM. https://www.proceso.com.mx/625158/mexico-el-segundo-pais-con-mas-fake-news-solo-detras-de-turquia-investigador-de-la-unam?fbclid=IwAR0zadDxFriXz3P9l40xVEso_wd9jhvmK7ZjNaxZVz29yiXfUepKsyRCOVA


Alan Valencia Ceja es egresado de la licenciatura de Pedagogía del Sistema Universidad Abierta y Educación a Distancia de la UNAM, y Tutor Digital por el programa de servicio social Unamita ¡Ciérrale a la Brecha Digital!