Mirar a Freinet desde la pandemia

      Comentarios desactivados en Mirar a Freinet desde la pandemia
Tiempo de lectura: 4 minutos

Foto tomada de pedagogía.com

 

Imagen tomada de BCC News

 

 

 

 

 


Could we be prepared for such a big and unexpected change? Freinet told us that there is an instinct for education for that.


Por Batia Charnevich Shwartz

Desde marzo del 2020, debido a la pandemia global y al traslado de la educación presencial a distancia, la educación ha sufrido cambios radicales para los cuales no estábamos preparados, dejando alrededor de una tercera parte de los niños de todo el mundo sin acceso a la educación a distancia (UNICEF, 2020). Sin mencionar que en el caso específico de México se habla de que más de 2,83 millones de estudiantes abandonaron la escuela entre abril y agosto de 2020 (Mendoza 2021). Como pedagoga, estos datos me han hecho cuestionarme acerca de la eficacia de la educación a distancia, y han hecho que me pregunte: ¿podíamos haber estado preparados para un cambio tan grande e inesperado?

El pedagogo francés Célestin Freinet, argumenta en su libro La psicología sensitiva y la educación (1969) que existen tres leyes para la pedagogía, siendo la tercera “Del instinto a la educación”, con ésta afirma que los humanos tenemos una técnica para vivir y ésta debe adaptarse al contexto y necesidades.

Al revisar el autor durante tiempos de pandemia y teniendo en mente la pregunta que hice anteriormente, ésta ley que postula el autor me aclaro muchas cuestiones y me ayudó a generar una respuesta a mi pregunta, ya que con esta ley explica que todos tenemos una técnica para vivir de manera eficiente a nuestro contexto, a lo que él llama “instinto”, pues es la forma natural y modificada con la que respondemos ante las diferentes situaciones a las que nos enfrentamos, en otras palabras se podría decir que gracias a este instinto con el contamos es que seguimos sobreviviendo, tanto nosotros como individuos y como cultura.

Sin embargo, el problema que plantea Freinet al referirse a los instintos es que en el momento que no podemos adaptarlos a las necesidades y situaciones que van surgiendo, nos vamos quedando atrás y se vuelven inútiles, trayendo consecuencias negativas como un gran número de estudiantes sin alcance a la educación.

En cuanto al cambio tan trascendental que se ha vivido en la educación desde la llegada de la pandemia, esta ley se ve reflejada en muchos aspectos, más que nada por la idea de que hasta el año pasado, hemos tomado los modelos educativos de nuestro pasado sin cuestionarnos qué les faltan para que puedan adaptarse al presente y sean más funcionales, pues claramente la realidad que se vive hoy en día no es la misma que se vivió hace cien, cincuenta o veinte años, incluso la que se vivía el año  o la semana pasada, ya que conforme vamos avanzando van surgiendo nuevas necesidades, e incluso nuevos recursos como las TIC que nos podrían ayudar a brindar una educación más completa y avanzada que la que recibimos nosotros, pues la educación no sólo tiene el poder, sino que también la responsabilidad de preparar a los alumnos y alumnas para el futuro. La llegada del Covid nos forzó a adaptar la educación y reformular la idea que teníamos de ella, lo cual fue un reto tanto para los estudiantes como para los educadores.

Al no habernos cuestionado acerca de la manera en que llevábamos la educación antes de la pandemia, nos costó mucho adaptarnos y las consecuencias que obtuvimos nos perseguirán por un largo rato y tendremos que resolverlas con cabeza, pero lo importante es que nos pudimos adaptar y poco a poco hemos mejorado en el camino, puliendo errores.

Todo esto me ha llevado a responder la pregunta que formulé. La respuesta es sí, sí pudimos haber estado preparados, pues ya teníamos la tecnología y los elementos para poder impartir una educación a distancia, pero tuvo que ocurrir un evento de esta magnitud para que abramos los ojos y nos forcemos al cambio, pero entonces ¿por qué tuvimos que esperarnos a que el Coronavirus suceda para empezar a aplicar este modelo en la educación y en el trabajo?, y si eso pasó, entonces ¿qué nos estamos perdiendo por esperar a que suceda un cambio en nuestro entorno en vez de nosotros llevar a cabo el cambio antes?

Fuentes de Consulta

Freinet, C (1969). La psicología sensitiva y la educación. Argentina: Ediciones Troquel.

UNICEF . (2020). Al menos una tercera parte de los niños en edad escolar de todo el mundo no tuvo acceso a la educación a distancia durante el cierre de las escuelas debido a la COVID-19, según un nuevo informe de UNICEF. 23-04-2021, de UNICEF Recuperado de: https://www.unicef.org/es/comunicados-prensa/tercera-parte-ninos-no-tuvo-acceso-educacion-distancia-debido-covid19

Mendoza, J. (2021). México: deserción escolar durante la pandemia de COVID-19, por nivel Publicado por J. Mendoza, 31 mar. 2021 Cantidad de estudiantes que abandonaron la escuela como resultado de la pandemia por COVID-19 en México de abril a agosto de 2020, por nivel educativo. 23-04-2021, de Statista Recuperado de: https://es.statista.com/estadisticas/1196796/desercion-escolar-nivel-educativo-covid-mexico/


Batia Charnevich Shwartz es estudiante de Pedagogía en la Universidad Iberoamericana, Campus Ciudad de México