La Educación 4.0 y la Cuarta Revolución Industrial.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Por José Daniel Guerrero Gálvez

Education 4.0 and Industry 4.0 are projects that seek to configure societies where technology has a decisive influence on their development, but it is necessary to ask whether these realities solve the problems that affect the human being or if it is only a measure of providing the maximum profits while there are so deep social and ecological problems.

La educación tiene un vínculo estrecho con los sistemas económicos; es más, estos determinan el tipo de educación que se impartirá en los sistemas educativos dependiendo de las necesidades de las regiones económicas del Mundo y particularmente de los países, en donde la tecnología juega un papel muy importante en el desarrollo económico a través de la industria; con esto es fácil deducir que la Educación 4.0 podría estar relacionada con una economía y una industria, ambas, también cuatro punto cero.

Es importante destacar que esta Cuarta Revolución Industrial como se le ha llamado a la Industria 4.0 no es una realidad a posteriori como ha ocurrido con las otras tres revoluciones industriales (mecanización, energía hidráulica y energía eléctrica; producción en masa, línea de montaje y electricidad e; informática y automatización), sino un proyecto que nace en Alemania como una estrategia para promover la revolución digital en la industria, presentado formalmente en el Foro Económico Mundial en 2016 donde se definió el tipo de educación para este, la cual tiene las siguientes características:

1. Educación por demanda y no por oferta

2. Basado en la competencia en lugar del conocimiento

3. Incorporar tecnologías disruptivas y conjuntos de habilidades.

4. Aprendizaje permanente en lugar de aprendizaje frontal

5. Grado modular en lugar de una sola vez.

6. Énfasis en la capacidad de inteligencia emocional y no solo en el cociente intelectual

Hay varios aspectos que considerar, el primero la demanda de la educación estará en los ámbitos de la ciencia, la ingeniería, las matemáticas y la tecnología; eso quiere decir que, las humanidades y las ciencias sociales estarán relegadas o simplemente tenderán a desaparecer como ha ocurrido en varias partes del Mundo porque, siguiendo las características mencionadas anteriormente, el objetivo es fomentar el talento técnico lo que implica el segundo punto, una educación basada en la competencia y no en el conocimiento. Esto se relaciona mucho con la Segunda Revolución Industrial donde el obrero sólo se limitaba a realizar su trabajo en la línea de montaje para la producción en masa, la diferencia radica en que estas competencias tendrán una amplio espectro; es decir, los trabajadores serán polivalentes.

Esta polivalencia laboral solo puede ser asegurada a través del aprendizaje permanente, para toda la vida, un concepto tomado del Informe Delors (UNESCO, 1996) donde se mencionan los cuatro pilares que se relacionan parcialmente con las últimas características listadas de la Educación 4.0: aprender a conocer, aprender a hacer, aprender a vivir juntos y aprender a ser. Es importante destacar, atendiendo la fragmentada correspondencia, que tanto en el primero como en el último pilar puede existir una limitación frente a la primera y segunda características respectivamente, debido a la adquisición de competencias en lugar de conocimiento y la educación por demanda particularmente técnica.

Es necesario observar, a pesar que esto implique un crecimiento económico desde el ámbito capitalista, no lo es en un desarrollo humano más integral. Bajo este esquema, se alerta ante una continuidad hacia un neofeudalismo inminentemente tecnológico donde seguirá existiendo la explotación de recursos naturales bajo un esquema de sostenibilidad de bajo perfil y de fuerza de trabajo identificada como emprendurismo e innovación y, también desde un aspecto ontológico, para ello es necesario recordar a Eduardo Nicol y lo que denominó “razón de fuerza mayor”, donde el hombre y la cultura se reducen a las necesidades para satisfacer la necesidad misma, buscando solo su subsistencia, mecanizado, indiferente, masificado, sin pasado, sin futuro y en un presente sin crítica por la perdida de su individualidad y de formarse a sí mismo, buscando una verdad basada en la utilidad.

La educación nunca ha sido neutral y bajo estas características, la Educación 4.0 no tendría que serlo y ante tal circunstancia, es deber de todo profesional de la educación realizar una crítica ante lo que viene en el ámbito educativo y también mantener una postura de resistencia.

Bibliografía

Delors, J. (1996). La Educación encierra un tesoro, informe a la UNESCO de la Comisión Internacional sobre la Educación para el Siglo XXI (Compendio). Disponible en https://unesdoc.unesco.org/ark:/48223/pf0000109590_spa. Consultado noviembre 19, 2019.
Nicol, E. (1972). El Porvenir de la Filosofía. México: Fondo de Cultura Económica.
Nicol, E. (1980). La Reforma de la Filosofía. México: Fondo de Cultura Económica.
Nicol, E. (1982). Crítica de la Razón Simbólica. La Revolución en la Filosofía. México: Fondo de Cultura Económica.
World Economic Forum. La Cuarta Revolución Industrial. Disponible en https://intelligence.weforum.org/topics/a1Gb0000001RIhBEAW?tab=publications. Consultado noviembre 20, 2019.

José Daniel Guerrero Gálvez. Pedagogía, Facultad de Filosofía y Letras, UNAM. México.