Educar-nos / El futuro nos alcanzó

Tiempo de lectura: 2 minutos

La educación como hecho social se ha visto intervenida por los acontecimientos históricos, económicos y políticos, en este siglo XXI no podría haber la excepción.

Hemos pasado por la educación conductista, la educación constructivista, y hoy día se nos presenta la Educación 4.0, aquella determinada por la denominada 4ª Revolución Industrial, que parece tema de ciencia ficción, ya que sienta sus bases en sistemas ciberfísicos, nanotecnológicos y la explotación al máximo de las tecnologías digitales y de comunicación, la gran tendencia es la automatización de los sistemas de producción.

Desde luego, cuando estos escenarios los vimos en películas nos parecían tan lejanos, que hoy el futuro nos ha alcanzado. Y es ahora cuando me surge una gran incógnita ¿nosotros estamos preparados para avanzar al mismo paso?

En lo que nos concierne a la Educación, considero que no. Si bien la figura del docente se ha transformado con el paso de los años, por lo menos en el papel, en la práctica encontramos muchos profesores que por diversas razones sus prácticas aún están sumidas en la educación bancaria. Entonces, como implementar una educación que potencia las competencias y personalice el aprendizaje del alumno, cuando los profesores no integran el uso de tecnología en el aula de manera eficiente.

Por ello es imprescindible en primera instancia traer a todos aquellos docentes a una práctica del siglo XXI, liberarlos de gestiones administrativas que restan tiempo efectivo de planeación de clase y fomentar la actualización constante. Es decir, educar-nos en el uso ético, eficiente y responsable de las tecnologías en pro de la educación.