¿Qué hay detrás de la forma en que aprendemos?

      Comentarios desactivados en ¿Qué hay detrás de la forma en que aprendemos?
Tiempo de lectura: 5 minutos

Foto: Campus Educación


Throughout the history of humanity, the process of teaching and learning have always been present; two of the main educational models have been behaviorism and constructivism.


Por: David Núñez Garay

A lo largo de la historia de la humanidad el proceso de la enseñanza y aprendizaje ha estado presente en todo momento y gracias a este fenómeno es que el ser humano hoy en día sigue existiendo y manteniéndose. Desde la época de los Australopithecus hasta el Homo Sapiens actual el aprendizaje ha sido clave para que el ser humano se acoplara a su entorno llevándolo a evolucionar y por ende a la supervivencia.

Ya en la convivencia en sociedad el ser humano siguió aprendiendo y no solo eso, sino que buscó métodos más eficientes y eficaces que lo llevaran a saber más y poder transmitir esos conocimientos a las futuras generaciones, fue gracias a la creación de ciencias como la Psicología, la Filosofía y la misma Pedagogía que se empezó a estudiar estos cuestionamientos, y no fue hasta en los inicios del siglo XX que Ivan Pávlov, que aunque no ejercía ninguna de las profesiones anteriores, gracias a sus investigaciones y experimentos elaboró su modelo conductual.

Modelo conductual o conductista

Este modelo se basa en la relación entre estímulos y respuestas, el cual fue demostrado mediante el siguiente experimento: cada vez que él tocaba una campana le daba de comer a sus perros y después de un tiempo con solo escuchar este sonido los canes en automático sabían que ya era hora de que los alimentasen, con esto él creo una nueva conducta en sus mascotas llamada condicionamiento clásico.

Fue un modelo que se puso de moda en los años siguientes pero posterior a esta nueva idea otros estudiosos con el paso del tiempo contradijeron esta filosofía con la creación de otros modelos como el Constructivismo de Jean Piaget, o Abraham Maslow con su modelo Humanista y también Lev Vygotski con el modelo Histórico Cultural.

Además de Pavlov otros grandes de la época como John Watson o Edward Thorndike desarrollaron este modelo de estímulos y respuestas, con aportaciones como la Ley del Efecto, la cual afirma que las acciones que sean reforzadas tienden a repetirse con mayor facilidad y agregaron nuevos conceptos como reforzadores negativos (castigo) y reforzadores positivos (premio).

El objetivo de este método es la modificación o eliminación de una mala conducta para un fin en particular y para poder entender este modelo lo explicaremos mediante dos ejemplos muy simples:

  1. Cuando estamos en la escuela y escuchamos el timbre sabemos que debemos salir, ya sea al recreo o para irnos a casa dependiendo de la hora. A raíz de esta relación de estímulo-respuesta se crea una conducta específica.
  2. En el caso de un niño que al terminar de hacer su tarea se le da una paleta, para el niño la paleta es el reforzador positivo o el premio ya que es lo que lo motiva a hacer bien su trabajo, en cambio sí se quita esta recompensa se convertiría en un reforzador negativo o un castigo y puede que el niño no haga su tarea o no se esmere mucho en ella.

Dentro de lo bueno que este modelo pudiera tener también tiene puntos negativos, sobre todo en el plano educativo, los que mencionamos en el siguiente cuadro comparativo:

Tabla 1

Comparativo ventajas y desventajas Conductismo


Fuente: elaboración propia.

Modelo constructivista

El Constructivismo es un modelo de aprendizaje ligado al desarrollo cognitivo (relacionado con la inteligencia) y tiene sus raíces en la teoría de Jean Piaget, psicólogo suizo, pionero en el estudio del desarrollo cognitivo en etapas iniciales en su teoría psicogenética. Desde el punto de vista de Piaget, el conocimiento está unido a las operaciones que el sujeto realiza sobre el mundo que le rodea; es decir, la evolución de la inteligencia resulta de la interacción entre sujeto y objeto y la realidad que conciben a partir de esa interacción.

Por ejemplo, si se le pide a un niño dibujar el patio de su escuela, su dibujo no es una representación del patio, sino de lo que sabe de él. A medida que conozca nuevos elementos e interactúe con ellos, la estructura del patio (su pensamiento) se sofisticará.

De acuerdo con Piaget, si el desarrollo intelectual es un proceso de cambios de estructuras, desde las más simples a las más complejas, el conocimiento es el resultado de construcciones que se modifican mediante los procesos de asimilación (la incorporación al cerebro de elementos externos) y acomodación (el cambio de los esquemas o a la necesidad de ajustar a la nueva situación).

Según la teoría constructivista, la ciencia no descubre realidades ya hechas si no que construye, crea e inventa realidades. Por ello es que todo proceso de aprendizaje consiste en la asimilación de nuevos elementos, y posteriormente la acomodación de estos elementos a un entorno que ya es distinto al que se concebía.

Viéndolo de otra manera, enseñar no es transferir información sino crear las posibilidades para construir conocimiento. Este es el principio del constructivismo, una metodología de enseñanza que cada vez más escuelas aplican. La enseñanza bajo este enfoque se concibe como un proceso a través del cual se ayuda, apoya y dirige al estudiante en la construcción del conocimiento; se trata de ir de lo simple (conocimiento intuitivo) a lo complejo (conocimiento formal, científico).

Por ello, la enseñanza desde este enfoque no centra su esfuerzo en los contenidos, sino en el estudiante, lo cual significa un cambio conceptual en la educación tradicional. Así como el Conductismo, el Constructivismo también tiene puntos buenos y malos, los cuales mencionaremos a continuación:

Tabla 1

Comparativo ventajas y desventajas Conductismo

Fuente: elaboración propia.

¿Cuál de los dos enfoques es mejor?

Responder esta pregunta es algo complejo y nada fácil, ya que ambas tienen sus pros y sus contras en la cuestión educativa, sobre todo en el impacto que tiene con los alumnos y qué es lo que se quiere lograr con ellos. En el Conductismo el alumno solo recibe información y estímulos que de alguna manera crearan en él una nueva o diferente conducta, mientras que en el Constructivismo el alumno es el responsable de su propio aprendizaje mediante procesos mentales que lo hagan significativo para él.

En el caso del papel del docente, en la teoría conductista es él quien conduce e instruye al alumnado por un determinado camino, otorgando refuerzos ya sean positivos o negativos. En el caso de la corriente constructivista, se le reconoce como un facilitador, aquel que va orientando al alumnado a lo largo del proceso, pero jamás le quita protagonismo al alumno.

Como podemos observar, son muchas las diferencias que podemos encontrar entre ambas teorías, aunque ambas siguen siendo muy defendidas hoy día y se siguen poniendo en marcha tanto en las aulas como fuera de ellas.

Ahora que ya sabes la historia de cada una de ellas y sus fundamentos principales si tuvieras que quedarte con alguna de las dos, ¿cuál elegirías?

 

Referencias

edacom Tecnología Educativa. (2019, 10 julio). ¿Qué es la enseñanza constructivista? https://blog.edacom.mx/que-es-constructivismo

Díaz, M., Juárez, L. (2013, 16 octubre). Constructivismo, sus estrategias, ventajas y desventajas [presentación de diapositivas] https://es.slideshare.net/oppayesung2013/constructivismo11

Zerpa. M., García, M., Morales, C., Ramírez, C. (2019, 21 junio). Modelo Conductual [presentación de diapositivas] https://es.slideshare.net/CristalRamirez03/modelo-conductual


David Nuñez Garay es estudiante de la Licenciatura de Pedagogía de la Universidad Tecnológica de México