Lucha de gigantes. ¿Qué teoría tiene las de ganar ante la nueva normalidad?

      Comentarios desactivados en Lucha de gigantes. ¿Qué teoría tiene las de ganar ante la nueva normalidad?
Tiempo de lectura: 5 minutos

Foto: Educación virtual por Sofía Ugalde


There are two main educational models present in formal school education, which of them will have the best elements that allow the student to develop better learning in this “new normality”?


La conducta realizada es una parte insignificante de la conducta posible. El hombre, a cada momento, está lleno de posibilidades irrealizadas.
Lev Semiónovich Vygotsky.

Por Adriana Garza Torres

En estos momentos de confinamiento y reflexión, debido a la actual situación mundial por la presencia de un virus desconocido llamado COVID-19, es bueno replantearnos la importancia que tiene la escuela y sus dinámicas en la vida de los niños, como el no poder asistir a su espacio de socialización, recreación y aprendizaje y recibir las clases vía electrónica.

La población infantil, en el aspecto escolar y de aprendizaje ha sufrido mayor transformación; el contacto físico, es una dinámica importante para el desarrollo social y cognitivo de los niños, que, debido a la pandemia, de un momento a otro quedó interrumpido.

El dejar de asistir a sus escuelas y tomar las clases en línea, si bien es un cambio drástico, también debemos de admitir que ellos ya navegaban en la red, para jugar, distraerse y buscar información. Ahora es bueno cuestionarnos si para ellos es igual de grato utilizar la red para recibir clases en línea o acudir a la escuela.

Como se mencionó anteriormente la escuela juega el papel más importante en la vida social de un país. Es por ello que los modelos educativos utilizados en las escuelas constantemente están siendo cuestionados. Los modelos educativos son responsables de la formación social de los ciudadanos.

Las escuelas públicas y privadas a través de su historia han puesto en práctica diversos modelos educativos para el desarrollo de las habilidades de los niños. Sin embargo, en la escuela pública el modelo que ha permanecido hasta la actualidad es el modelo conductista, siendo este cuestionado por los padres de familia que deciden buscar escuelas privadas que les brinden un modelo diferente a sus hijos.

En este espacio nos corresponde confrontar el modelo conductista vs constructivista y para ello veamos algunos rasgos de tales modelos.

El modelo conductista se deriva de la ciencia naturalista Darwiniana. Esta ciencia llegó a Norteamérica a finales de la década de 1880, siendo presentada como modelo a seguir, y de la cual surgiría más tarde el conductismo.

A inicios del siglo XX son los científicos Jhon B. Watson y Frederic Skinner quienes determinaron que el conductismo es una corriente psicológica y que la conducta humana es adquirida y no innata.

En la teoría conductista encontramos conceptos como el reflejo condicionado, señalando que el ser humano tiene una respuesta no innata a un estímulo, (sonido, timbre, voz fuerte, etc.) y que su aprendizaje se basa en la predicción adoptada de rutinas cotidianas (tiempo), y el condicionamiento operante en el cual la conducta se desarrolla en función de sus consecuencias (calificaciones, felicitaciones, premios, castigos).

En esta corriente se señala que el aprendizaje solamente ocurre cuando se observa un cambio en el comportamiento, si no hay cambio observable no hay aprendizaje; por ende, se centra en las conductas observables y medibles.

El modelo constructivista plantea la formación del conocimiento “situándose en el interior del sujeto” (Delval, 1997, p. 80) resumiendo que el conocimiento es logrado a través de la interacción del individuo con y sobre la realidad. Si bien los planteamientos constructivistas han sido generados desde los pensamientos filosóficos de autores como Kant a través de la historia, son Jean Piaget, Ausubel, Jerome Bruner y Vygotski los que establecen el enfoque.

Los autores de este enfoque consideran que se fundamenta en el hecho de que el conocimiento no es una copia de la realidad sino una construcción del individuo que parte de experiencias previas y su interacción con el entorno. Por lo anterior, el aprendizaje es posible cuando es significativo para el individuo.

Conductista vs Constructivista

El modelo conductista es el modelo pedagógico que hasta la actualidad ha permanecido más tiempo en el ámbito escolar, las dinámicas escolares que se llevan a cabo dentro de las escuelas como la formación de los niños al sonar un timbre o las notas o calificaciones, al hacer bien o mal una tarea determinada, hacen notar que la escuela basa sus dinámicas en este modelo.

La conducta es aprendida y el refuerzo es fundamental en el proceso de enseñanza aprendizaje bajo este enfoque y por tanto, se utiliza la memorización, recompensa y castigo. El profesor es el conductor del proceso, monitoreando, corrigiendo o aprobando las respuestas; presenta los objetivos del programa y verifica que se cumplan, el estudiante es un receptor pasivo de información, responde a los estímulos y reproduce la información aprendida.

Respecto al enfoque constructivista en las aulas, este se basa en que el alumno es el responsable de su proceso de aprendizaje, la enseñanza se centra en la actividad mental, manipula y explora; también al escuchar y leer se aprende. El profesor se convierte en un facilitador que crea las condiciones óptimas para que el alumno desarrolle una actividad mental constructivista.

En lo escrito anteriormente podemos leer las diferencias entre un enfoque conductista y uno constructivista. Es en la posición epistemológica en donde radica la mayor diferencia; en el primero preponderan los presupuestos objetivos y en el segundo los subjetivos. En tanto que el conductismo motiva la descripción de la realidad, el constructivismo apela al modelado de un mundo desde la construcción individual y social.

En ambas teorías encontramos puntos en común como los siguientes: se aplican en el ámbito de la educación; la conducta es el producto del aprendizaje; se busca la adquisición y desarrollo de habilidades adaptativas de los individuos.

Existen grandes interrogantes en el diseño curricular escolar y su elaboración, ¿qué enseñar?, ¿para qué? ¿cómo se aprende? ¿cómo se enseña? Es imprescindible hacer notar que en el proceso de enseñanza-aprendizaje hay diversos factores que conviven y actúan en él. El psicólogo e investigador de las ciencias Philip W. Jackson, en su libro “La vida en las aulas” hace referencia a las relaciones entre alumnos y maestros y la interacción que tienen con el modelo educativo elegido. En el ambiente escolar coexisten relaciones de autoridad, distribuciones de tiempo y espacio, uso de premios y castigos respecto a la evaluación, hábitos de orden, respeto, corrección, competición, colaboración, entre otros, que son inculcados consciente o inconscientemente por el facilitador o profesor, por la escuela y por la relación social entre los actores de la educación.

En la actualidad existen muchas inquietudes respecto a si es posible lograr un cambio en las estructuras escolares que permitan erradicar un modelo conductista que se estableció hace mucho tiempo y sigue vigente, o si es necesario hacerlo.

Por todo lo anterior, es inevitable escribir sobre educación y metodologías sin olvidar que han surgido nuevas formas de aprender y enseñar con el uso de las tecnologías, la situación globalizada, las inteligencias múltiples y el rol de las emociones entre otras cosas.

El Constructivismo y el uso de la tecnología crean un nuevo paradigma en la educación. Desde los ambientes virtuales se propicia y estimula la interacción y la construcción del conocimiento, el profesor es guía y facilitador de la información, el estudiante es el protagonista del proceso de aprendizaje.

Estamos en un momento de cambios para la educación, donde se observan nuevas visiones que hacen del aprendizaje algo mucho más humano, más natural e incluso más divertido. Este momento oportuno, es una experiencia singular y atípica, para aprender cómo transmitir el saber humano sin inundar, desbordar o condicionar posicionándonos en exigencias. Enseñar, solo ayudando a la otredad a construir sus propios andamiajes.

 

Referencias

Rossell, C., Girón, V., Hernández, L. (2016). Conductismo. https://teoriasdeaprendizajesite.wordpress.com/conductivismo/

López, J. (1992). La vida en las aulas. https://www.researchgate.net/publication/27586177_La_vida_en_las_aulas

Carreño, M. y Cabral, N. (2020). Enseñar y aprender en tiempos de pandemia. http://entredichos.trabajosocial.unlp.edu.ar/2020/05/12/ensenar-y-aprender-en-tiempos-de-pandemia/

Ortiz, D. (2015). El constructivismo como teoría y método de enseñanza. https://www.redalyc.org/pdf/4418/441846096005.pdf

Secretaría de Educación Básica. (2019). Nueva escuela mexicana. https://subeducacionbasica.edomex.gob.mx/nueva-escuela-mexicana


Adriana Garza Torres, es pasante de la licenciatura en Pedagogía en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México.