La Utopía del deber Ser / El complemento

      Comentarios desactivados en La Utopía del deber Ser / El complemento
Tiempo de lectura: 2 minutos

 

El siglo XX marcó una revolución si hablamos de Teorías del Aprendizaje, el Condicionamiento Operante permitió un avance importante en la comprensión tanto de alteraciones de la conducta, como en adicciones; y qué decir de su influencia en el currículum escolar. Sin embargo, al pasar el tiempo se le tachó de insuficiente para las aulas, pero no se ha erradicado ni lo hará.

De manera cotidiana empleamos más la teoría conductista que cualquier otra otra; nuestras acciones, a grandes rasgos, están determinadas como conducta operatoria al buscar o evitar cierta respuesta. Incluso nuestras relaciones sentimentales están basadas en respuestas anteriores.

Entonces el debate no se encuentra en qué es mejor, o en moldear la conducta o establecer estrategias que nos lleven a la construcción de conocimiento, sino, en vislumbrar, en la Utopía del deber ser cómo se pueden compaginar ambas teorías para obtener el mejor de los resultados. Son el fruto de la observación y análisis del ser humano, donde es, tanto investigador como objeto de estudio, ambas reflejan el avance científico y debería poderse evidenciar su utilización conjunta dentro de las aulas.

Habrá momentos en que el Conductismo sea la mejor opción, otros en que no se podrá verificar algún cambio en la conducta pero sí se pueda percibir la construcción mental compleja, y en la mayoría de los casos me parece que no se contraponen; por el contrario, el docente comprometido puede amalgamar estrategias que optimicen los resultados.

Aunque tenemos bases sólidas para comprender el aprendizaje humano, el camino por recorrer es mayor, desarrollaremos más y mejores teorías, sobre todo si nos enfrentamos a motivadores como la pandemia actual.