La utopía de la educación en tiempos de pandemia: la educación conductista y constructivista

      Comentarios desactivados en La utopía de la educación en tiempos de pandemia: la educación conductista y constructivista
Tiempo de lectura: 3 minutos

Fuente: Wikimedia Commons


The pandemic has shown great problems in education. Among these, the use of technology and another, the pedagogical perspective that is debated in models as deeply rooted as behaviorism and as necessary as constructivism.


Por Paulina Villanueva Escobedo

¿Estamos realmente preparados los pedagogos, los docentes, los padres de familia y los alumnos para los cambios que se están dando dentro del sistema educativo?

Es una de las tantas preguntas que se escuchan a diario. Parte de la incertidumbre se debe a lo que esta pandemia del COVID-19 exhibió, sobre todo en el tema educativo. La falta de orientación y capacitación de los docentes, la poca o nula experiencia de los padres de familia con respecto a temas relacionados con la tecnología y/o plataformas educativas, aplicaciones, conferencias, videollamadas, y una gran lista de recursos tecnológicos solo fueron algunos de los factores que influyeron para que las estrategias planeadas por parte de la Secretaria de Educación Pública no dieran los resultados deseados. Aunado a esto, la falta de interés de algunos por aprender; la inexperiencia en el tema sobre la educación a distancia; el uso inadecuado de las herramientas y plataformas digitales, lo que mermó en gran medida la experiencia con las mismas, ya que la educación está construida en su totalidad bajo un sistema totalmente conductista; y, por pertenecer ya a un condicionamiento de donde parte la gran mayoría de las enseñanzas, se esperaba que todo el conocimiento fuera solo de forma mecánica con un mínimo de esfuerzo, buscando reproducir la experiencia presencial en las aulas situación que no permitió que los alumnos pudieran acceder de forma efectiva.

Bajo esta problemática, a la fecha, son pocos los alumnos que pueden tener una disciplina autodidacta y de individuos autónomos que esta nueva era digital necesita, poder crear las competencias digitales necesarias para utilizar de manera asertiva todas las herramientas digitales que van a sustentar su educación. Otro tema es la falta de infraestructura y recursos tecnológicos, problemas con la conexión y otros problemas más que afectan este proceso de aprendizaje.

También, desafortunadamente en el ámbito pedagógico se encasilla a estos profesionales solo dentro de la docencia y el currículo de esta carrera no contiene una formación que ayude a solucionar problemas prácticos como el uso de las nuevas herramientas digitales que incluyen desde las herramientas básicas de informática hasta las plataformas educativas; no se prepara bajo una ciudadanía digital que apoye a la mayoría de los egresados en su labor, no solo como docente, sino también en la formación de planeaciones y metodologías que ayuden a enfrentar las carencias digitales a los que se van a enfrentar. Las competencias digitales con las que se deben formar tanto alumnos como docentes y padres de familia son parte de esta nueva ciudadanía digital.

Así como la educación a todos los niveles se desarrolla dentro de un paradigma conductista, este aspecto se hereda dentro de la problemática educativa que se presentó en esta pandemia COVID-19, la falta de una metodología adecuada, una planeación acorde a los problemas que se están viviendo han repercutido en los resultados escolares de muchos de los estudiantes, desde el nivel básico hasta la educación superior.

Estamos por mucho alejados de un enfoque constructivista que nos brinde la oportunidad de fomentar en los pedagogos, los alumnos, docentes y padres de familia, las herramientas para que puedan generar un aprendizaje significativo, autónomo y lleno de experiencias que enriquezcan el aprendizaje en general. Debemos considerar que, el tiempo en el que estamos viviendo ha cambiado las expectativas educativas, la forma de enseñar y por lo tanto la manera de aprender; basados en las experiencias, las destrezas, en desarrollar distintas habilidades que nos ayuden a adaptarnos a los nuevos problemas y requerimientos de esta nueva era, permitiendo que el proceso de enseñanza-aprendizaje sea participativo, didáctico, interactivo, enfocado en conseguir aprendizajes realmente significativos que ayuden a formar hombres y mujeres comprometidos con su desarrollo personal, profesional y social.


Paulina Villanueva Escobedo es pasante de la Licenciatura de Pedagogía por la Universidad Nacional Autónoma de México, Tutora Digital por el Programa Unamita ¡Cierrale a la Brecha Digital!, socia fundadora de la consultora Ad Astra, especializada en orientación educativa, entrenadora física e instructora de Zumba.