Educar-nos / Flashback

      Comentarios desactivados en Educar-nos / Flashback
Tiempo de lectura: 2 minutos

Sin duda la pandemia que estamos experimentando nos ha hecho buscar diversas opciones para continuar con nuestras vidas. En lo que corresponde al sector educativo, el uso de las tecnologías han sido de gran apoyo para no poner puntos suspensivos en estos menesteres.

Sin embargo, no todo ha sido un trayecto sin tropiezos. Desde los casos de alumnos que no cuentan con el equipo informático necesario para continuar su formación académica, hasta las deficiencias en el suministro de servicios de Internet de algunas compañías.

Para el ciclo escolar 2020-2021 la propuesta de la Secretaría de Educación de México es recurrir a la televisión educativa, que tiene sus orígenes en los inicios de la década de los sesentas del siglo pasado. Si bien, en su momento resultó un buen recurso para llegar a zonas carentes de una escuela, no hay que olvidar que se fundamenta en una comunicación unidireccional, en la que el alumno ve limitada su participación o retroalimentación sincrónica con el expositor, en dado caso que haya oportunidad para ello.

Ahora bien, hay que considerar aquellas familias que tienen más de un hijo en edad escolar, tienen un solo aparato televisor, los padres trabajan desde casa o forman parte de las actividades esenciales. En este tenor surgen varias dudas, quién apoyará a los estudiantes ante alguna duda, cómo organizar el tiempo en casa para atender oportunamente trabajo, hijos, tareas y un largo etcétera.

Los grandes retos son oportunidad de grandes cambios. Sabemos que ningún país estaba preparado para una situación como la que estamos viviendo; que es de vital importancia que los niños y jóvenes continúen sus estudios y en la medida de lo posible con sus rutinas. Por lo que es imprescindible para los padres educar-nos para apoyar a los alumnos a lograr aprendizajes significativos durante esta emergencia sanitaria, combatir la figura de meros receptores de información que responden de acuerdo con lo que se espera. Es urgente fomentar la comprensión lectora, generar el pensamiento crítico, la capacidad de análisis, la correcta expresión de ideas, tanto verbal como escrita. De este esfuerzo dependerá el futuro no solo de esos niños y jóvenes, sino de toda la sociedad.