No. 28 Analfabetismo

Tiempo de lectura: 1 minuto

 

Editorial Prepa en línea SEP: Alfabetizador Digital en México
¿Soy analfabeto? La Útopía del Deber Ser / Choque generacional.
Educar-nos / Nuevos Analfabetismos Ciencia no es igual a tecnología
Hacia el combate de las malas alfabetizaciones La Alfabetización de Datos
Taller para mejorar las habilidades digitales En Busca de Prometeo / Analfabetismo y Tecnología ¿Qué relación tienen?
Historias de Luna / Para aprender se necesita interés Mediateca

Editorial / Analfabetismo

Tiempo de lectura: 1 minuto

Actualmente alfabetizarse va más allá de aprender  a leer y escribir con las letras del alfabeto que contiene la lengua materna. Hoy alfabetizarse significa apropiarse, descifrar y construir con los tantos lenguajes que se requieran para comunicarse en mundo que nos desempeñamos, pues al no hacerlo nos convertimos analfabetas de tal o cual tema.

Así entonces, nos encontramos que hasta para manejar un cajero automático requerimos un proceso de alfabetización. Quizás en español el significante de la palabra alfabetización se queda corto para lo que hoy representa, ante la irrupción vertiginosa de la información producto del mundo digital en el que estamos y que requiere diversos aprendizajes sobre el descifrado de lenguajes que exponen, lo que a la vez también nos hace más analfabetas, porque es claro que saber leer. escribir y hacer las operaciones básicas matemáticas sólo es la primera escala, de los requerimientos de alfabetizaciones actuales.

Alfabetización mediática, informacional, de datos, cívica, laboral hasta la emocional, representan para los educadores interesantes desafíos para trabajar cada una de ellas desde los procesos de enseñanza – aprendizaje, la sociología, la etnografía, la psicología, los pensamientos críticos y sistémicos, por mencionar algunas ciencias y campos disciplinares que las implican.

En este número hablamos sobre algunas de ellas, para dar arranque a reflexiones de los caminos que se recorren en este sentido, y los que aún faltan por andar. Invitamos a la lectura de los escritos que aquí se proponen con el son afán de reflexionar sobre las inquietudes que despierta este tema, pero sobre todo para inspirar a erradicar el analfabetismo desde la trinchera que nos toca.

¿Soy analfabeto?

Tiempo de lectura: 2 minutos

We are failed in financial literacy, the final score in the Financial Literacy Index is 58.2


Por Alejandra Vanegas Díaz

¿Analfabetismo financiero, qué es? No basta con tener un ingreso y medianamente saber administrarlo con relación a los gastos; ya que la alfabetización financiera por definición engloba la concientización, conocimientos, habilidades y comportamientos necesario para la toma de decisiones financieras sólidas y eventualmente lograr el bienestar financiero individual”

Dada su relevancia en el desarrollo y bienestar de los ciudadanos, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) a través de la Red Internacional para la Educación Financiera (INFE, por sus siglas en inglés) en 2018 se dieron a la tarea de medir la alfabetización financiera entre algunos países miembros del G20. La escala de medición de los subíndices anteriores es de 0 100 puntos.

Para conocer el índice de alfabetización se dividió en:

  • Subíndice de conocimientos financieros: lo que permite a los consumidores comprender los conceptos financieros, aplicar habilidades numéricas en contextos financieros para la toma de decisiones informadas.
  • Subíndice de comportamientos financieros: acciones que inciden o determinan el comportamiento del consumidor, y por ende su bienestar financiero.

Este subíndice se divide en tres:

Control financiero, planificación de presupuesto y gastos.

Resiliencia financiera: incluye el ahorro activo; y

Toma de decisiones informada mediante la comparación de diversos productos y servicios financieros.

  • Subíndice de actitudes financieras: con ellas se miden la inclinación del consumidor de actuar por impulso o por realizar acciones considerando los resultados a futuro.

En lo que respecta a México la población consultada fue la comprendida de 18 a 70 años de edad; el país se dividió en seis regiones.

Los resultados obtenidos de manera general son:

Subíndice de conocimientos financieros 65.8

Subíndice de comportamientos financieros 48.2

Subíndice de actitudes financieras 65

Estamos reprobados en alfabetismo financiero, la calificación global en el Índice de alfabetización financiera es de 58.2.

La encuesta ha demostrado una correlación entre los años de escolaridad y el nivel de alfabetización financiera, ya que existe una diferencia de 17 puntos entre la población con primaria inconclusa o sin estudios y entre la población con estudios universitarios. Así mismo, a mayor ingreso económico mensual es más alto el índice de alfabetización financiera.

Entre hombres y mujeres existe una diferencia en el índice de alfabetización. Ellos presentan mayor conocimiento y su comportamiento tiende al bienestar financiero; en tanto ellas cuentan con mayor actitud al ahorro.

Estos resultados nos invitan a mirar las nuevas aristas del analfabetismo; ya no es suficiente saber leer y escribir, hoy día es preciso contar con un bagaje de conocimientos multidisciplinarios que nos permitan tomar decisiones informadas que repercutan de manera positiva en nuestras vidas y garanticen nuestro bienestar.

Fuentes de consulta.

SHCP & CNBV. (2019). Alfabetización Financiera en México (pp. 4-20). CDMX.


Alejandra Vanegas Díaz es Pasante de Pedagogía del Sistema de  Universidad Abierta y Educación a Distancia de la Facultad de Filosofía y Letras UNAM

Educar-nos / Nuevos Analfabetismos

Tiempo de lectura: 1 minuto

Al hablar sobre analfabetismo lo primero que viene a la mente es la idea de no saber leer o escribir. En un sentido más amplio se aplica también a las personas carentes de conocimientos básicos o en una disciplina en específico.

En fechas recientes se popularizó el término “analfabetismo funcional”, el cual implica no saber aplicar los conocimientos de una forma práctica para la resolución de problemas en la vida cotidiana. Por otro lado, con el auge y desarrollo vertiginoso de las tecnologías se acuñó el “analfabetismo digital” que describe al sujeto carente de los conocimientos necesarios para hacer uso de las nuevas tecnologías, erróneamente se supone que esta condición es predominante entre persona de avanzada edad, sin embargo, entre los jóvenes tampoco se hace un uso eficiente de herramientas tecnológicas.

Entonces todos somos analfabetos en diferentes grados y en diversos contextos. Si hablamos de educación emocional pocos saben reconocer sus emociones, expresarlas y mucho menos gestionarlas. Ahora bien, si revisamos nuestro estado de cuenta, podemos ver que somos analfabetos en términos de finanzas personales; si hablamos sobre derechos humanos pocos salen bien librados.

Por ello es importante educar-nos más allá de la lectoescritura y temas académicos, vivimos inmersos en un sinfín de temáticas y situaciones que requieren de toda nuestra atención para enfrentarlas de la mejor manera posible, para crear un ambiente de cordialidad, respeto y empatía.

Hacia el combate de las malas alfabetizaciones

Tiempo de lectura: 3 minutos

Poor literacies are perceived by students entering at the university, whose immediately reflected shortcomings on reading comprehension and written argumentation abilities. Who are responsible for this disaster? We are many: the State with its educational approaches, teachers, parents, but this wall of regrets will not solve the problem, it only locates it in its dimensions.


Por Mariana Márquez Arriola

Hace unos años asistí a un evento sobre Comunidades de Aprendizaje en la UNAM, entre las exposiciones hubo una que llamó poderosamente mi atención pues trataba sobre un curso que la Facultad de Ciencias de dicha institución daba a sus alumnos de primer ingreso por su baja comprensión sobre los textos científicos, y en ese entonces me pregunté: ¿cómo puede ser eso posible? ¿qué paso con toda la educación científica anterior? pues supongo que poco o nada, puesto que la Facultad tuvo que implementar este recurso de educación compensatoria.

Cada vez que se tiene acceso a un nuevo  ambiente de aprendizaje es necesario alfabetizarse en él; por ejemplo, la entrada a la universidad de un estudiante siempre supone una guerra interna de conocimientos del sujeto, ya que la nueva información que se recibe, ya sea que amplíe la que se tenía, o definitivamente destierra los saberes adquiridos, pero no se debería partir de cero, ya que se suponen marcos de referencia de en los estudiantes de bachillerato, pero al parecer eso sólo queda en el terreno de los supuestos.

Al igual que en las ciencias pasa en otras áreas de conocimiento se perciben malas alfabetizaciones de los estudiantes que ingresan a la universidad, y que inmediatamente se reflejan en las deficientes capacidades de comprensión lectora y argumentación escrita de los estudiantes ¿quiénes son los responsables de este desastre? Somos muchos: el Estado con sus planteamientos educativos, los maestros, los padres de familia, pero este muro de lamentaciones, no va resolver el problema, sólo lo ubica en sus dimensiones. Ahora el reto es que podemos hacer ante el escenario adverso, y para ello se dan algunas propuestas.

Propuestas

Para el Estado, que acerque a los maestros  los recursos didácticos que incentiven a los alumnos al reconocimiento de los elementos de los contextos sociales, científicos, políticos y económicos.

Hacia los maestros, incentivar el fomento a lectura  de sus alumnos a partir de la aproximación de géneros literarios y audiovisuales sobre las áreas de conocimiento que imparten, incluso que dichos recursos sean parte de sus planeaciones didácticas.

A los padres de familia, la búsqueda actividades que aumenten el acervo cultural de sus hijos como son: las visitas a museos tremáticos, conciertos de música clásica o regional, asistir al teatro, ferias de carácter cultural, incluso la observación de la naturaleza en un día de campo.

Para todos, incentivar la imaginación sociológica tal y como la describe el sociologo norteamericano C. Wright Mills, la cual describe como la localización las conexiones, entre los entornos sociales de los individuos con un contexto social más amplio y las fuerzas históricas en el que están inmersos.

Dentro de las enseñanzas escolares y familiares es necesario que se motive la observación del medio en el que vivimos y diálogar sobre lo que se observa, para entonces encontrar nuevos lugares para alfabetizarse con éxito en lndistitntos campos del conocimiento y la vida para combatir con ello:  las malas alfabetizaciones.


Mariana Márquez Ariola, sociologa por la UNAM  y consultura en educación

Contacto: marinamarquez@hotmail.com

Taller para mejorar habilidades digitales

Tiempo de lectura: 3 minutos

Imagen de Noticieros Televisa

Young people know how to search for information on the Internet, but they are satisfied with the first result that the network gives them, their search tools and information processing is limited.


Por Blanca Dhelia de la Rosa Vergara

En días pasados, en las redes sociales vimos una tierna imagen donde una niña dibuja un tutorial para que su abuela aprenda a usar su celular. Con dibujos y flechas, si y no, la pequeña niña le señalaba los pasos a seguir para que  pueda utilizar las maravillas que los diferentes dispositivos digitales nos ofrecen, pero… y ¿a la pequeña niña quien le enseño a utilizarlo?

Cuando vemos a un niño pequeño utilizar el celular como un experto escuchamos “Los niños de ahora ya nacen con chip,” Entran a internet, buscan videos, música, caricaturas, en su mayoría comienzan a utilizarlo para su entretenimiento, a medida que van creciendo empiezan a descubrir qué más puden hacer en su celular, pero de nuevo preguntamos ¿Cómo aprenden a utilizarlo? ¿Es acaso su coriusisdad infantil llo que los lleva a explorar el dispositivo que tienen al alcance de sus manos?

Cuando los niños inician su vida escolar, nos entusiasmamos por que aprenderán a leer y escribir, nos preocupamos por que realicen bien los trazos, por que lleven una lectura fluida y que sus profesores sean los mejores.Mas adelate en la secundaria, la investigación se hace presente y es donde ellos se dan cuenta que son los chicos expertos en internet y que pueden obtener la información que les permite eventualmente resolver los desafíos que les presenta su vida cotidiana, y es entonces cuando requerien alfabetizarse en un uso del Internet con fines académicos, porque si bien es cierto que los chicos operan los dispositivos con gran habilidad, no tienen está misma para búscar, seleccionar, procesar y transformar información.

Un taller para mejorar habilidades digitales

Durante la impartición de un taller con un grupo de alumnos de nivel secundaria descubrí que la alfabetización digital en los alumnos tiene muchas áreas de oportunidad por mejorar, un grupo de 15 alumnos donde la edad promedio es de 15 años, de los cuales 14 de ellos cuentan con celular inteligente, y el que no es porque le ocurrió un accidente y sus papas lo tienen limitado por el momento. Todos ellos tienen redes sociales, conocen las diferentes formas de comunicarse, utilizan el internet para su entretenimiento en mayor parte y como recurso de investigación, en su mayor parte tutoriales, pero sus investigaciones van desde cómo avanzar al siguiente nivel en su videojuego, o como aplicar correctamente el maquillaje y también las respuestas a sus tareas escolares.

La pregunta que los chicos nos sabían responderse a sí mismos fue ¿conocen alguna biblioteca digital? las respuestas y reacciones fueron de sorpresa, asombro y también desinterés, los alumnos se saben expertos en el manejo de internet y en uso de las tecnologías digitales que cuando les mostramos algo nuevo no se sorprenden o no lo aceptan como queremos.

Los pasos que siguen los alumnos cuando necesitan realizar una investigación escolar es que entran a su buscador google, ingresan las palabras clave, de los resultados que el buscador les ofrece ellos siempre recurren al primer resultado en su mayoría Wikipedia y son expertos en copiar y pegar, sin pasar por los pasos de leer y escribir, y es que como detenerse a hacerlo cuando la mayoría de la información la pueden obtener de un video el cuál es más fácil de leer y  de donde rápidamente obtienen información que les permite resolver sus tareas.

Es inevitable que los alumnos continúen utilizando el internet, el reto aquí es que lo utilcen con la potencialidad que tiene para obtener conocimientos, esa habilidad no se genera sola hay que trabajarla mediante procesos de alfabetización digital. El Internet si es una herramienta poderosa para la educación, pero tiene el mismo poder para ser sólo una simulación si no se tienen las herramientas para utilizarlo en beneficio y no en perjuicio de la población, porque las posibilidades de éxito y fracaso son las mismas.


Blanca Delia de la Rosa Vergara, Estudiante de la Licenciatura de Pedagogía en la Universidad Nacional Autónoma de México

Historias de Luna / Para aprender se necesita interés

Tiempo de lectura: 2 minutos

Hola, ¿cómo has estado?, me da mucho gusto que leas mis anécdotas y aventuras, cada situación por la que paso me llena de experiencias y aprendizajes, y a su vez deseo que te muestren un poco del mundo de los niños.

No todos somos iguales, ya que no todos tenemos las mismas oportunidades. Incluso varios cuentan con carencias educativas, de salud, económicas, etc.,  somos muy diferentes aunque formemos parte de un mismo grupo, como en el caso del salón de clases ya que no todos los niños aprendemos igual y al mismo ritmo.

Conozco a mis compañeros desde hace varios años, algunos por 2 años y a otros desde el kinder, hemos tenido a las mismas profesoras y ellas enseñan de la misma manera a todo el grupo, pero en muchas ocasiones se acercan a aquellos compañeros que no siguen el mismo ritmo que la mayoría de la clase.

Algunos de mis compañeros aún no dominan la lectura, leen por sílabas o con un ritmo lento que no les permite entender lo que están leyendo, otros leen muy rápido para alcanzar el mayor registro de palabras por minuto, pero al igual que los otros terminan de leer sin entender el texto.

Hoy te hablaré sobre los primeros compañeros, de hecho solo son 2, son mis amigos y les he ofrecido mi apoyo, he platicado con ellos, uno  me comenta que no tiene gusto por la lectura, que le parece muy aburrido y que además sus padres no le ayudan en casa para practicar y apoyarlo. Mientras que mi amiga me dice que aún no domina la lectura y que le da mucha pena que escuchen como alarga las palabras, que se pone nerviosa y prefiere hacer otras cosas, ella asiste a una terapia de lenguaje, y ha logrado mejorar su forma de hablar pero aún no consigue tener esa confianza para leer y menos en voz alta.

Como puedes ver la educación también tiene que ver con emociones, mis compañeros tienen problemas para leer pero no porque tengan problemas de aprendizaje, o porque no tengan acceso a la educación, todos somos diferentes y algunos necesitan más creatividad, variedad, algo que le ayude a darle un por qué a lo que están aprendiendo.

Prepa en Línea SEP: Alfabetizador digital en México

Tiempo de lectura: 3 minutos

Foto: Mi comunidad, Prepa en Línea SEP

Las últimas décadas del siglo XX también conocida como la etapa de “La Tercera Revolución Industrial”  es cuando se da un giro de cómo se genera riqueza en los países industrializados, y es que con la llegada del ordenador y después del internet, es decir mediante las nuevas tecnologías de la información y comunicación (TIC’s), los países estaban reformando sus políticas de desarrollo económico y se establecían también las necesidades educativas y de capacitación que se requería en la sociedad. 

Foto: Nuevas tecnologías ayudan a cerrar la Brecha Digital en México, Computerworld

En este mismo contexto de la década de los 90’s, México coincidía en aquél momento con su integración  a la apertura comercial y tecnológica, pero no logró que ésta fuera a la misma velocidad de cómo se estaban dando los cambios y las innovaciones digitales en el mundo principalmente por la falta de recursos tecnológicos y recursos humanos capacitados. Por eso, es que todavía hoy en día se sigue teniendo en nuestro país una desigualdad social entre las personas que usan las TIC’s en su vida cotidiana y las que no tienen acceso a ella, dicho en otras palabras el grado de masificación en que nuestro país ha logrado integrar a su población a las TIC’s aún es baja[1] y a ello se le conoce como “brecha digital”. Por otro lado, esto ha traído como consecuencia el denominado “analfabetismo digital”[2], ya que en un sector de la población aún tiene total desconocimiento de las TIC’s lo cual les impide poder integrarse a lo que ahora conocemos como “la sociedad de la información”.

Bajo esta perspectiva y con la necesidad de darle reversa a la brecha digital, que significa también desigualdad social e impacta en el desarrollo económico, es que en nuestro país dentro del Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018 que se incrementaría de manera sostenida la cobertura en educación media superior y superior; así como, ampliaría la oferta educativa de las diferentes modalidades, incluyendo la mixta y la no escolarizada; y, se fomentaría la creación de nuevas opciones educativas. Esta meta dio origen en el año 2014 a la creación “Prepa en Línea SEP” como un programa dirigido a estudiantes de media superior con un modelo educativo a distancia, innovador, flexible, gratuito y basado en competencias, mediante el uso de las tecnologías de la información y comunicación.

Foto: Prepa en línea, Boletín no. 37

Al ser gratuita y oficial, lo vuelve democrático y accesible para todos, porque no se discrimina por ningún motivo ya sea edad, discapacidad, género, estatus social, etc. Lo unico importante es que los aspirantes sean mexicanos con secundaria concluida, que cuenten con un dispositivo móvil y con acceso a internet; esto además, visualiza un potencial de alcance mayor en la medida en que en nuestro país se mejore la infraestructura de conectividad para que se pueda pensar que en un futuro se logrará llegar a muchas más personas, hasta este año se habla de cerca de 140 mil estudiantes que han pasado por las aulas virtuales de Prepa en Línea SEP. Es importante destacar que la estructura curricular consta de 23 módulos donde se prepara a los estudiantes en el desarrollo de conocimientos, habilidades, procedimientos, técnicas e instrumentos, actitudes y valores

[1] Según Internet World Stats en el caso de México es muy baja llegando en el 2019 a 61.9% en comparación a países como Estados Unidos que ya alcanzan el 89% . https://www.internetworldstats.com/america.htm

[2] Esto es equiparable a como cuando a principios del siglo pasado la población no sabía leer o escribir y desconocía sus derechos.


Nayeli Álvarez Aburto, Licenciada en Administración por la Facultad de Contaduría y Administración, UNAM, y actualmente estudia como segunda carrera octavo semestre de la Licenciatura en Pedagogía en la Facultad de Filosofía y Letras, UNAM.

La Utopía del Deber Ser / Choque generacional

Tiempo de lectura: 2 minutos

Saber leer y escribir son tan solo las acciones que nos abren la puerta a inmensas posibilidades, es la manera de conectarnos al mundo y a la sociedad. Durante la época pos revolucionaria la necesidad fundamental fue abatir el analfabetismo predominante en todo el país, ahora además de continuar esa encomienda, es necesario otro tipo de alfabetización: la relacionada con las tecnologías de la comunicación.

El avance de estas tecnologías ha sido más rápido de lo que nos hemos podido adaptar y para el educador es imprescindible manejar tanto las técnicas tradicionales como las mediáticas, ya que tiene que convivir con niños que han nacido en una era tecnológica pero en las aulas tienen infraestructura no suficiente, o también con adultos cuyas técnicas aceptables solo son las tradicionales. Nos encontramos justamente en una coyuntura docente entre prácticas antiguas con métodos didácticos tradicionales y prácticas reguladas, incluso superadas por la TIC.

De cualquier manera el punto central es la puerta que significa la alfabetización, tomando como referente los trabajos de Freire, acercar a las personas a la apropiación de la palabra escrita simboliza la posibilidad de emancipación, de transformación y más allá de un poder político se trata de un Derecho Humano estipulado como tal ante las legislaciones internacionales.

Por otro lado podríamos cuestionarnos que tan analfabeto es alguien que sabe leer y escribir y sin embargo escucha repetidas veces una misma canción con tan solo unas cuantas palabras distintas y se rehúsa a cruzar el umbral de leer otras mentes.

Ciencia no es igual a tecnología

Tiempo de lectura: 3 minutos

The school should not approach science and technology as something alien to daily life where only a few people with certain characteristics and high IQ can perform.


Por Juan Baltazar Tinoco 

En nuestro sistema educativo mexicano en el área de educación básica falta mucho por realizar respecto a la enseñanza de la ciencia y tecnología, asimismo, en términos generales existe un analfabetismo respecto a su conceptualización para poder ser aplicado por nuestros estudiantes en su realidad de manera macro y poder configurar una sociedad más idónea.

De manera general se engloban ciertas problemáticas y es necesario comenzar por entender de manera correcta en los salones de clases el concepto de ciencia y tecnología, ya que han sido mal conceptualizados. La ciencia se define solamente como un conjunto ordenado y sistematizado de conocimientos establecidos sobre lo que ocurre en la naturaleza y la tecnología como el conocimiento, mantenimiento y uso de herramientas, máquinas y piezas de equipo diversas.

La ciencia no es solamente el conocimiento acumulado, sino es un proceso que se emplea sistemática y disciplinadamente de nuevo conocimiento  “[…] ciencia es lo que sabemos cómo científicos, pero también los métodos, procedimientos y maneras para averiguar lo que, como científicos, todavía no sabemos; ciencia es saber pues, pero también es quehacer” (Gutiérrez-Vázquez, 1982). Lo mismo pasa con la tecnología, entender cómo reparar un torno o entender el sistema de control automatizado es técnica, pero no es tecnología; como la ciencia, la tecnología es también un proceso “[…] disciplinado durante el cual los recursos y conocimientos con los que se cuente son usados en la solución práctica de problemas previamente identificados por las necesidades humanas (Gutiérrez-Vázquez, 1982).

La escuela no debe abordar la ciencia y la tecnología como algo ajeno a la vida diaria donde sólo unas cuantas personas con ciertas características y coeficiente intelectual alto pueden realizar. Los conceptos se deben relacionar con los problemas que les interesan a los seres humanos y hacerlos partícipes en la solución de los mismos y, con ello, comenzar a discutirlos, reflexionarlos y plantear posibles soluciones y conseguir mayores posibilidades de aprendizaje.

Es necesario crear más centros de investigación en México e invertir más presupuesto en aquellos centros de investigación que ya estén bien establecidos y empezar a realizar de manera más eficiente ciencia y tecnología. Una problemática más consiste en métodos de enseñanza tradicionales en educación básica, además de que gran parte de nuestra población no termina su educación básica y ello deriva en que exista un analfabetismo científico y tecnológico y, como consecuencia, se observe en los seres humanos malos hábitos de higiene, embarazos no deseados y daños al medio ambiente.

En el país se debe de contar con un mayor número de profesionistas dedicados a la ciencia y la tecnología y, para lograrlo, se tiene que vincular a los niños desde su formación básica con estos temas para lograr en ellos el interés por estudiarlos, para esto deben existir proyectos o iniciativas que partan dentro de la escuela misma. Además, la enseñanza de la ciencia y la tecnología debe involucrarse en todos los estratos sociales, alcanzar una educación informal y poder incluir a la población adulta.

Todo este avance positivo que se logrará en la educación implica que se formen grupos de trabajo desde un enfoque multi e interdisciplinario. La importancia de involucrar a todas las disciplinas y no negarse a trabajar en equipo, logrará una mejor educación tanto para los maestros como para los estudiantes en el proceso enseñanza-aprendizaje de la ciencia y la tecnología. La ciencia se debe enseñar con un lenguaje apropiado y no tan complejo de entender, con técnicas y métodos actuales, con tecnología apropiada, lo más vivencial y práctico que se pueda y con profesores que tengan la perspicacia de fomentar lazos afectivos con sus estudiantes y poder involucrarlos en dichas temáticas.

Fuentes de consulta.

  • Gutiérrez-Vázquez, J. M. (1982). Sobre la enseñanza de la ciencia y la tecnología. Revista de la Educación Superior, 11 (4), 88-95, oct.-dic. México.

Juan Baltazar Tinoco, maestro en Psicología por la Universidad Tecnológica de México, licenciado en Sociología de la Educación por la Universidad Pedagógica Nacional y pasante en Pedagogía SUAyED-UNAM.

La Alfabetización de Datos

Tiempo de lectura: 3 minutos

From the conception of “Big Data” organizations began to face the challenge of how to make information impact on the productivity of their chores, so they have been given the task of learning to read the data to understand what is they try and what they represent.


Por Lorena González Boscó

Por mucho tiempo, al menos en México, al escuchar la palabra alfabetización venía a la mente los adultos que no sabían leer y escribir, la razón:  la imagen que se nos coló en el inconciente colectivo a partir de la creación del INEA (Instituto Nacional de Educación de Adultos) fundado en 1981, dándo un signifcado y significante sobre sobre el término, para muchos en este país.

Sin embargo, esta concepción fue cambiando con el paso del tiempo, y dio un giro vertiginoso cuando Internet irrumpió en nuestras vidas, ya que se empezaron a requerir otras habilidades de lectoescritura que nos permitireran interactuar con las nuevas exigencias; primero de una sociedad de la información y después de la sociedad del conocimiento, y empezarón a proliferar nuevos conceptos de alfabetización como la audiovisual,  mediática, informacional, la de datos, la financiera  y hasta la emocional.

Paulo Freire, ya nos había dicho que un proceso alfabetizción se requiere cada vez que el individuo se inserta a una nueva realidad social, política o económica, para lo cual el individuo tiene que estudiar el nuevo contexto donde se desenvuelve, reconocer las palabras claves que se adscriben a ese medio y decodificarlas  y con ello lograr una comprensión crítica de su nuevo entorno.

Los datos son la unidad mínima de la información, y la mercancía más  precidada de la economía del conocimiento, ya que se pueden convertir en el activo de mayor valor para las organizaciones, sí y sólo sí, estos saben leerse, interpretarse y con base en ellos tomar decisiones. Lo que sin duda requiere de procesos de alfabetización particulares de cada sector productivo de bienes y servicios.

Aparece el reto de manejar el  “Big Data”

Imagen tomada de Ambientum

A partir de la concepción de “Big Data” esto es grandes cantidades de datos que existen y están disponibles a partir de su generación y divulgación por Internet, las organizaciones empezaron a enfrentar el desafío de cómo hacer que la información impacte en la productividad de sus quehaceres por lo que se han dado a la tarea de:

  • Aprender a leer los datos para entender de qué  se tratan y qué representan.
  • Recopilar, verificar. llimpiar, almacenar y gestionar el ciclo de vida de los datos.
  • Seleccionar, agregar, comparar y evaluar datos.
  • Elaborar una secuencia narrativa que les dé sentido para compartir con los demás los resultados obtenidos y las propuestas de decisiones.

No obstante, para llegar a este proceso de alfabetización, antes se tiene que contar con el desarrollo de habilidades cognitivas basadas en el pensamiento crítico y lógico, lo que sin duda nos avizora la complejidad en la que se encuentra inmersa  este proceso, y a un desafío permante a las ciencias de la educación sobre este tema. En particular en el ambito del desarrollo de las habilidades digitales,y en tanto a a las que se refieren como  las habilidades fuertes y suaves (Hard and Soft Skills).

Entre las fuertes se encuentran: la capacidad de análisis de datos, ciberseguridad, tarbajar en la nube,  la robótoca, mientras que las suaves se ubica la capacidad de contar historias, la creatividad, o la colaboración, entre otras tantas.

La alfabetización de datos es un tema basto, estas líneas son tan sólo una pequeña mirada del bosque y desde la cumbre de la montaña que lo contenie, pero es claro que es una gran oportunidad para trabajar temas de alfabetización de datos desde la capacitación en las organizaciones en aras de mejorar su productividad.


Lorena González Boscó, es licenciada en Ciencias de la Comunicación, maestra en Relaciones Internacionales, docente del Sistema Universidad a Distancia y Educación a Distancia de la UNAM, así como Consultora en Comunicación Educativa y Monitoreo de Medios, al propio tiempo que es productora ejectutiva de Edumanía, el podcast de los educadores.

Para contactar con el autora: lgobo@unam.mx

 

En busca de Prometeo / Analfabetismo y tecnología ¿Qué relación tienen?

Tiempo de lectura: 2 minutos

Esta es la pregunta que se formuló para escribir esta columna. Para responderla fue necesario saber que el analfabetismo es un fenómeno que ha tomado relevancia en gran parte del siglo XX, aunque históricamente el término viene referenciado desde mucho antes pero en este período tiempo, la importancia es mucho más intensa debido al crecimiento económico de las naciones donde la necesidad del mercado laboral requería una alfabetización de la fuerza de trabajo. Así el combate contra la analfabetismo comenzó con diversos programas que combatieran este fenómeno. Esto es desde el punto de vista económico considerando que es el motor de la sociedades actuales pero hay una razón más social, más política —a la manera griega, en el ejercicio de la convivencia humana en todos sus sentidos—, es un derecho humano como tal se relaciona con la pobreza y el crimen, lo que implica un profundo rezago al desarrollo humano.

Aún no respondemos a la pregunta inicial y es precisamente porque la tecnología no está relacionada directamente con el analfabetismo sino con los instrumentos que la combaten, porque la lectura y la escritura son tecnologías y no recientes sino muy antiguas. De ahí que se consideran a estas como algo inherente a la naturaleza humana pero no es así. Su desarrollo implicó, sí una cuestión evolutiva en el desarrollo de pensamiento y el lenguaje como origen pero que fomentaron la creación de representaciones gráficas que determinan una codificación sistemática de signos para almacenar información provenientes de estos. Así, la escritura que sería dibujar estos signos así como su interpretación a través de la lectura entran en la definición de tecnología en su primera acepción según el Diccionario de la Lengua Española (DLE, 2018) como un “conjunto de teorías y de técnicas que permiten el aprovechamiento práctico del conocimiento científico”, reconocibles en los manuales de ortografía y gramática de los diversos idiomas que existen en el mundo.

Pero esto no queda sólo aquí, tomando a la escritura en su definición como un sistema de signos que almacena información a través de un código sistematizado se puede afirmar que hay otras tecnologías dentro de esta misma categoría. Éstas se desarrollaron inicialmente en el siglo XIX pero han tenido su mayor auge e impacto a partir de la segunda mitad del siglo XX, se les identifica con diversos nombres pero se les reconoce mucho más como Tecnologías de Información y Comunicación (TIC), las cuales determinan un ecosistema de información basados en códigos que ha derivado en pensar, en relación a estas y desde el fenómeno del analfabetismo, en el término de alfabetización digital.

Ahora bien, si la escritura y la lectura son tecnologías que pueden ser aprendidas inclusive a muy avanzada edad —la cual se tienen evidencias sobre ello—; las TIC, también inmersas en esta naturaleza y considerando que sus fundamentos no han cambiado, no así sus formas, desde la primera mitad del siglo XX, es posible aprenderlas sólo conociendo, así como estudiar otro idioma, su “ortografía” y su “gramática”. Al fin y a cabo, en busca de Prometeo, la ONU declaró desde 2011, el acceso a Internet como derecho humano, lo que implica que sus mecanismos (TIC), como la escritura y la lectura, también son un derecho humano.

 

Mediateca

Tiempo de lectura: 2 minutos

Lo hemos advertido en este número , el alfabetismo ya no solamente se suscribe a leer, escribir y las operaciones matemáticas básicas, hay que aprender y construir en muchos más lenguajes, tantos como se vaya complejizando la comunicación humana, lo que nos hace constantemente analfabetas. Por tanto, les dejamos aquí algunos recursos que nos permitan trabajar con algunas alfabetizaciones,.

Para ver

Las Analfabetas una película que nos cuenta dos tipos de analfabetismo, el de las letras y de las emociones,

Guerreros por la Alfabetización es un documental que muestra el trabajo que se ha venido realizando en Guerrero, México, uno de los estados más pobres del país por erradicar el analfabetismo,

Para Leer

 

 

Alfabetización y empoderamiento de las mujeres: historias de éxitos e inspiración, UNESCO-UIL, 2013

 

Inteligencia Emocional de Daniel Goleman, en su cquinto capítulo hace una interesante exposición sobre los costos que implica el analfabetismo emocional.  La lectura de la totalidad de la obra dará un panorama amplio de la importancia de este alfabetismo para el Desarrollo Humano.

 

 

En la Web

  • Aula Planeta, 5 recursos para trabajar la alfabetización finaciera
  • EPALE Plataforma electrónica dedicada a la enseñanza para adultos en Europa

No. 27 Educación para el Consumo

Tiempo de lectura: 1 minuto

Editorial Nuevas rutas para promocionar el comercio justo en la industria de la Ropa.
Somos la basura que tiramos La Utopía del Ser / Necesidades reales
Educar-nos / Consumo responsable Las competencias de la Educación para el Consumo
¿Por que educación para el consumo y no educación Ambiental? En busca de Prometeo / El consumo en la sociedad.
Historias de Luna / Lo necesario vs. el consumismo. Mediateca